Laicos Misioneros Combonianos

Noticias de Nairobi Kenia

Escuela
Escuela

Una reunión de la AEFJN ANTENA KENYA, tuvo lugar en las instalaciones de la RSCK (Conferencia de Religiosos de Kenia).

Después de ver algunas preguntas de interés sobre el mundo actual, la relación de Europa con África, las próximas elecciones europeas, algunos movimientos sociales y la forma de organizar la participación en la próxima reunión con un representante de la AEFJN en Bruselas, (quizás para solicitar apoyo económico), en Uganda; con el lema «pensar globalmente, actuar localmente»; se hicieron algunas reflexiones sobre la situación de Kenia.

Todos los participantes sintieron la urgencia no solo de reunirse, sino también de actuar.

Una propuesta interesante fue pedir a la Conferencia Episcopal que levante la voz sobre los salarios de los trabajadores (en constante disminución) frente a las buenas asignaciones para los parlamentarios (en aumento).

La importancia de la educación superior para los religiosos, tanto hombres como mujeres, fue un punto relevante.

Ese fue el momento de presentar correctamente el “INSTITUTO PARA EL MINISTERIO SOCIAL EN MISIÓN” (ISMM) de la “UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TANGAZA” (TUC). THE TANGAZA UNIVERSITY COLLEGE es propiedad conjunta de varias Congregaciones Religiosas. Actualmente el Colegio ofrece certificados, diplomas, licenciaturas y maestrías en sus Institutos.

Pero el «instituto para el ministerio social en misión» (ISMM) está dirigido por los misioneros combonianos, MCCJ, junto con las hermanas misioneras combonianas, CMS, como familia comboniana. Es un instituto de educación superior, fundado en 1994, para capacitar a agentes de «transformación social» para la sociedad, la iglesia, los estados y las instituciones. Ofrece varios programas de diploma, b.a, m.a, y doctorado. No solo para los kenianos sino también para los ciudadanos de los países vecinos. Especialmente en este momento, que Europa parece cerrar las puertas a los estudiantes de África, es de fundamental importancia que todas las congregaciones religiosas, aquí y allá, conozcan estas GRANDES POSIBILIDADES en este Instituto.

¡El instituto, ahora incluso con el programa de doctorado sobre «transformación social» celebra este año sus bodas de plata!

Es realmente un maravilloso logro de la familia Comboniana.

MISION DEL ISMM

La misión de «ISMM» es ofrecer altos estándares de educación que posibiliten el desarrollo de los grandes potenciales de cada alumno para convertirse en un agente «transformador» de la sociedad.

Los programas “ISMM” ofrecen a los estudiantes oportunidades de crecimiento y orientación espiritual que contribuyen a su bienestar, a la adquisición de conocimientos, actitudes y habilidades necesarias para la transformación social de la sociedad. Los programas se centran en la dignidad humana, la justicia social, la promoción, la investigación y el desarrollo, brindando a los alumnos las competencias metodológicas y las herramientas operativas para facilitarlos. De hecho, muchas de las personas graduadas ya están activas en «movimientos sociales» con el objetivo de transformar la sociedad en muchas áreas diferentes, desde políticas y legislaciones hasta iniciativas empresariales, del medio ambiente a la construcción de la paz, la salud, etc.

El «ISMM» es un centro de excelencia e innovación para el aprendizaje de ministerios transformadores y la «transformación social». El «ISMM» educa y capacita a los agentes para descubrir su vocación personal, comunitaria y de «transformaciones mundiales». De esta manera los alumnos contribuyen con entusiasmo, creatividad, iniciativa, integridad y competencia profesional a una sociedad donde se valora la dignidad humana, y el desarrollo se entiende como un proceso para aprovechar todo el potencial de la vida humana y la justicia social.

Más allá de esto, ¿por qué es necesario mi énfasis?,

Porque es bien sabido que muchos europeos vienen a hacer «experiencias prácticas en África», mientras que las naciones ricas(?) ¡¡No quieren dar visados a estudiantes africanos!! ¡Y los estudiantes africanos también deberían tener «experiencia práctica» en el extranjero! Por justicia, deberíamos hacer una fuerte defensa de ellos…; para esto….!!! Es un tema muy comboniano. ¡Podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para crear conciencia incluso entre los parlamentarios de la Unión Europea sobre este tema! Y hacer una campaña efectiva sobre este asunto.

¡Es por África! ¡Es por los africanos! ¡Es por el mundo! ¡Es por el Reino de Dios!

Directamente desde Kenia,

Hna. Teresita Cortés Aguirre CMS

Encuentro de Familia Comboniana en España

Familia Comboniana
Familia Comboniana

Un año más la Familia Comboniana de España nos hemos reunido en Madrid para un fin de semana de convivencia. Religiosos, religiosas, seculares, laicos y laicas soñando sobre cómo ser familia y compartiendo momentos de oración, comida y formación.

Este año nos ha acompañado un equipo de la CONFER que trabaja el tema de Misión compartida en diferentes familias carismáticas.

Con las dinámicas propuestas y el tiempo de trabajo en grupo nos han ido ayudado a comprender los desafíos de la misión compartida, los retos que tenemos como familia, nuestras fortalezas, debilidades, etc.

Todo ello haciendo hincapié en la importancia de los procesos y de no quemar etapas. En la importancia de entender que no se trata solo de hacer acciones y compromisos concretos sino que importante que partan de una vida en común, de entretejer lazos y relaciones, de querernos y comprendernos. Entender que es importante complementarnos, pues no consiste en dejar de ser lo que cada rama es, sus rasgos propios de identidad, sino de poner al servicio de la misión nuestras particularidades como una riqueza que nos complementa.

Siempre es bonito encontrarse, sentir como cada vez más nos reconocemos los unos a los otros y entendemos el ser Familia Comboniana desde algo transversal de nuestro ser Misioneros y combonianos. No es una tarea más de la que alguien se debe ocupar en nuestro grupo, sino un eje transversal que configura nuestro ser y hacer misionero.

Reconocemos que a nivel eclesial vivimos también un momento privilegiado donde otras muchas familias carismáticas se cuestionan sobre esta manera de ser Iglesia, en nuestro caso es algo que el mismo Comboni tuvo presente desde los inicios Nos queda a nosotros retomar esa intuición carismática y eclesial que tuvo.

Fue un encuentro menos participado por múltiples circunstancias, también el tener que retomarlo después de que el año pasado se tuviese que suspender. Pero todos los presentes terminamos muy contentos de haber participado. Convencidos de que el camino a seguir es como familia. Sabiendo que tenemos muchos retos todavía que afrontar, alguno incluso podrá ser la resistencia de los que todavía no están convencidos, pero con el convencimiento de que este es el camino que el propio Comboni quería para nosotros.

Ahora queda llevar adelante los compromisos que entre todos sacamos, las líneas por las que queremos trabajar,… Fortalecer la participación en este encuentro asambleario anual donde vengamos de toda España, a la vez que intentamos encontrarnos en las diferentes zonas donde tenemos presencia varias de las ramas. Todo ello sin olvidar la historia y los caminos que ya hemos recorrido como familia comboniana, el trabajo de promoción vocacional y animación misionera conjunto, los encuentros de formación y oración conjuntos y las fiestas que celebramos como familia conjuntamente.

Que el Señor nos acompañe en este caminar y Comboni nos inspire.

previous arrow
next arrow
Slider

Un abrazo

Alberto de la Portilla, LMC.

Encuentro del grupo CLM en Nürnberg de 3 a 5 de mayo

CLM Germany
CLM Germany

En este encuentro quedamos felices con la presencia de Thomas Mecha, que trabajo hasta 2018 como agente de la AGEH en Burundi en la diócesis de Bururi en el campo del desarrollo de la paz. Existen más de 2.000 comités en la base que trabajan en la mediación y arbitraje de conflictos de tierra y de familias – ¡eso es un potencial enorme! El informe de Thomas y el posterior debate fueron muy interesantes e inspiradores para nosotros y nuestro trabajo de construcción de puentes de paz.

Además trabajamos sobre el logotipo de los LMC a nivel internacional, recibimos informaciones de otros grupos LMC y acordamos algunas actividades mensuales para mejorar la comunicación.

También fue muy bonito fue el re-encuentro con el equipo coordinador de la Provincia (que también se encontró) y con el P Juan Goicochea de Perú.

¡Gracias a Thomas, hermano Hans, Padre Günther y a la comunidad de Nürnberg!

LMC Alemania

Retiro de Pascua de los LMC en Portugal

LMC Portugal

Los pasados ​​días 6 y 7 de abril tuvimos en Viseu el retiro de la Cuaresma, orientado por el P. José Vieira. Comenzamos la mañana escuchando una canción de Aline Barros, llamada Renuévame Señor Jesús, para empezar a entrar en el espíritu de retiro. Un momento de parar, de crear espacios vacíos para escuchar a Jesús y hacerlo habitar en lo más íntimo de nuestro ser.
El momento de la mañana tuvo por tema «la misión: santos y capaces», como pide Comboni. Tuvimos una pequeña introducción por el P. José Vieira, como líneas orientadoras para un momento posterior de reflexión y oración individual. Hemos seguido algunos puntos de la Gaudete et exultate del Papa Francisco para ayudarnos a ver nuestra misión en Cristo y cómo debemos ser santos y misioneros en todos los aspectos de nuestra vida. «Ser Santos porque Dios es Santo». Entender en el corazón de una vida unida a Dios, en la que nos dejamos moldear por Él y así caminar hacia la Santidad.
Hicimos después el via crucis, guiados por el evangelio y San Daniel Comboni, que nos llevó a revivir las últimas horas de Jesús, teniendo presentes a aquellos en quienes Él continua sufriendo hoy en Mozambique, Malawi, Sudan del Sur, República centroafricana e en tantos otros lugares

Durante la tarde reflexionamos sobre el tema «el corazón misionero», nuevamente con una pequeña introducción del P. José Vieira antes de nuestra reflexión y oración individual. Este tema surge porque el corazón es el verdadero destinatario de la misión. En este sentido, no podemos huir de nuestro corazón, de ahí que sea muy importante entender lo que lo hace palpitar. Para ayudarnos en la reflexión, pudimos meditar sobre varios puntos de los escritos de Comboni donde surge la palabra corazón. Es curioso saber que esta palabra surge más de mil veces en los escritos de Comboni, todo un signo de la importancia del corazón en la misión y en el misionero.

Os dejo aquí tres citas que marcaron mi reflexión:

  • «Nosotros los cuatro formamos un solo corazón, una sola alma. Cada uno se esfuerza por hacer bien a los demás. «- Escrito 1507 – Veo en este sentido a la comunidad, unidos en un solo corazón.
  • «El corazón de Jesús es nuestro centro de comunicación» – Escrito 4764 – Vi este escrito muy ligado a la reflexión de la mañana, esta unión con Jesucristo que se convierte en nuestro centro de comunicación, unos con otros, y que nos encamina hacia la santidad.
  • «Cuando se tiene la plena certeza de estar haciendo la voluntad de Dios, todo sacrificio, todas las cruces y la propia muerte son el más dulce confort de nuestros corazones.» – Escrito 3683 – Resuena en mí la búsqueda que he hecho para encontrar esta voluntad de Dios en mi vida, esta certeza plena del camino a seguir. Me levantó dudas e inquietudes que pude rezar y entregar al Señor en este retiro.

Al final de la tarde, tuvimos la celebración penitencial, que nos ayudó a renovar nuestros corazones arrepentidos y a revisar lo que nos aleja de Dios y de su amor. Por la noche, hicimos una Lectio Divina con adoración del Santísimo, con base en el Evangelio del Domingo, el de la mujer adúltera. Fue un momento de abrir nuestros corazones plenamente ante Jesucristo allí presente y de meditar la Palabra y aquello que nos hablaba a cada uno en nuestras vidas y nuestras dificultades. Fue para mí un compartir hermoso y un encuentro verdadero con Cristo.

En la mañana del domingo meditamos, sobre la base del mensaje del Papa Francisco para esta Cuaresma, escuchar el clamor de los pobres y el clamor de la tierra. Mirando hacia los problemas ambientales y mirando esta cuaresma como una forma de conversión plena, no sólo en nuestras acciones hacia los demás, sino también en nuestras actitudes hacia la obra de la Creación «que se encuentra en expectativa ansiosa, aguardando la revelación de los hijos de Dios «(Rm 8, 19).

Y terminamos nuestro encuentro con la Eucaristía, un momento de alegría y comunión fraterna.

LMC Portugal

Para mí fue muy importante y muy bueno poder vivir este retiro. Me ayudó a parar, a desacelerar y a romper las rutinas de esta vida tan llena de preocupaciones y trabajo. Me ayudó a encontrarme con Jesucristo, a mirar su cruz, a escuchar lo que habla a mi corazón. Me ayudó a tranquilizar temores y dudas que tantas veces agitan mi corazón, con la certeza de que cuando camino con él, todo tiene sentido.
Ana Sousa

Primeros momentos por Etiopía

LMC Etiopia

Queridos amigos y amigas,
Salí de Portugal el 6 de marzo de 2019 y llegué a Etiopía el 6 de marzo de 2011. Soy más joven.
Gracias a todos y todas por las manifestaciones de cariño y de amistad. En mis oraciones me pongo en el corazón de Dios porque Él, que nos ama a todos y cada uno de nosotros en particular, sabe lo que es mejor para cada uno de nosotros.
Por eso estoy aquí en Etiopía. Porque Él, que me ama, sabe lo que es mejor para mí. No sé hasta cuándo. Sólo sé que estoy y cada día es una aventura nueva, un deseo sincero de vivir la misión hacia donde me envió.
¡Estoy bien! ¡Mejor que eso, estoy feliz! Me encuentro en la casa provincial de los MCCJ de Etiopía, en Addis Abeba. Esta será mi casa durante los próximos meses, mientras estoy aprendiendo el amárico.
El amárico es una lengua difícil. Pero, gracias a Dios, hasta ahora, aún no caí en la tentación del desánimo. Me fortalece el deseo de estar cerca de las personas, de hablar con ellas, de hacer comunión. Y, sin saber amárico, eso es casi imposible o incluso imposible.
Estoy enamorado de Etiopía. Sé que voy a tener momentos difíciles y duros, de duda y de desesperación. Pero ahora estoy enamorado. Y quiero vivir este momento con intensidad, porque es único.
Vivo en comunidad con los MCCJ en Addis Abeba y me siento comunidad. Desde el principio me han acogido maravillosamente. Nuestro día comienza con la Eucaristía y las laudes a las 6:30; después del desayuno, voy a las clases, que empiezan a las 8:30 y terminan a las 12:00 y, después de almorzar, inicio el tiempo de estudio. A las 18:45 rezamos vísperas y, después de cenar, normalmente, convivimos un poco.
Nuestra casa está casi siempre llena. Por aquí pasan muchos misioneros camino a sus misiones en África. Ya tuve la oportunidad de conocer a algunos sacerdotes y hasta obispos. Ya encontré historias lindas y escalofriantes. Cuán dura es a veces la misión… Pero siempre bella. Nuestra vida está en manos de Dios.

Ya tuve la oportunidad de estar unos días en Hawassa con los LMC aquí en misión. Qué bonito fue. Hasta tuvimos un pastel para conmemorar mi llegada. En la formación aprendemos que debemos recibir bien a los nuevos LMC. Pero recibir esa calurosa acogida y cariño es, de hecho, extraordinario. Estoy agradecido a nuestros LMC en Etiopía por eso.
En Hawassa, durante un paseo en bicicleta, pinché las dos ruedas. Fue un buen bautismo. Este fin de semana participé en un retiro de los Comboni Friends. Fue muy bonito.
La celebración de la Pascua, aquí, será una semana después de la celebración de la Pascua en Portugal. Aprovechando una semana de vacaciones, voy a conocer la misión con los Gumuz, el pueblo con quien, si Dios quiere, voy a trabajar. Estoy entusiasmado. Después os contaré cómo fue.
A todos vosotros y a vuestras familias os deseo una santa Pascua y no se olviden de que Dios nos ama.
Estamos juntos en el amor de Dios.

LMC Etiopia

Pedro Nacimiento, LMC