Laicos Misioneros Combonianos

Damas y Colaboradores Combonianos

LMC Mexico
LMC Mexico

Extraordinarios en su acción, bautizados y enviados

Haciendo eco al mensaje del Papa Francisco de vivir un tiempo extraordinario en el mes de octubre,  en el cual se celebra la Jornada Mundial de las Misiones, el Seminario Comboniano de San Francisco del Rincón, Gto., realizó la reunión anual de las Damas y Colaboradores Combonianos.

Procedentes de varios municipios del Estado de Guanajuato y de Jalisco, alrededor de 350 personas llegaron desde muy temprana hora para compartir este día de alegría, oración y encuentro entre todos los presentes: sacerdotes y hermanos combonianos, seminaristas, religiosos, laicos y sobre todo, amig@s que comparten la misma pertenencia filial a Dios como un acto eclesial,  que es comunión,  y que es fuente de una vida nueva junto a tantos otros hermanos y hermanas. (Mensaje del santo Padre Francisco para la Jornada Mundial de las Misiones 2019). Una de las damas combonianas  expresó: “venir aquí, es sentirme en casa”.

LMC Mexico

Ellos son como el mismo Papa Francisco lo dice, “Una Iglesia en salida hasta los últimos confines  y que exige una conversión misionera constante y permanente”. Tal vez, ellos no van a salir de su tierra a proclamar la misión, la Gran Obra de Misericordia de Jesucristo, pero están en constante salida para encontrar al otro y solicitar apoyo para los que son destinados a dar testimonio de la visión profética de la Iglesia en tierras lejanas.

Un gran ejemplo de esta iglesia en salida, de conversión constante y permanente,  es la Señora Macaria Bendita, dama comboniana del grupo de Dolores Hidalgo Gto, que por casi 50 años ha llevado su sobrecito a sus conocidos y amigos para invitarlos a rezar y a apoyar económicamente a las misiones. Comentó que ha sido una gran alegría para ella y su familia participar en esta obra.  

Posterior al momento de la bienvenida y el café, todas las personas fueron invitadas a escuchar los testimonios, y a participar en un momento de dinámicas y cantos misioneros. “Que hermoso es ver sobre los montes al mensajero que anuncia la paz”, (Is. 52,7). Estas palabras parecen tomar vida al observar los rostros de las damas y colaboradores combonianos que con gran atención y entusiasmo, escucharon los testimonios misioneros de los Padres Combonianos Mario Alberto Pacheco Zamora y José Arellano. Ambos padres tenían mucho que compartir de su experiencia y vida en las Filipinas y en Egipto, respectivamente.

Estos testimonios son fuente de alegría y deseos de seguir trabajando por la misión, comentó la misma señora Macaria.

LMC Mexico

Durante uno de los momentos de la Eucarística, el Padre Enrique Sánchez reconoció, agradeció y exhortó la labor de las damas y colabores, diciéndoles: “Con su oración, sacrificio, trabajo, cariño y con esa monedita para las misiones que ustedes dan, son como las ruedas del carro, como una hormiguita que con su trabajo anónimo y discreto, no saben el bien que les hace a los misioneros,  les permite vivir la vocación sin preocuparse por el mañana; son lo que hace posible que los combonianos sigan adelante llevando la buena noticia a muchas naciones del mundo”.

Posterior a la Eucaristía siguió el compartir de los alimentos, la partida del pastel, las rifas y la música. Aquí se pudo observar la comunión y fiesta que este encuentro ocasiona. Les hace sentir importantes y reconocidos en su labor, y como dijo el Señor Armenta, colaborador del grupo de San Felipe, en familia.

LMC Mexico

El ejemplo de estas damas y colabores combonianos nos invita a todos a reflexionar sobre nuestro propio significado de ser bautizados y enviados. Aquél importantísimo mensaje que hace 100 años el Papa Benedicto XV emitiera en la encíclica Maximum Iut, refiriéndose al mandato misionero Vayan por todo el mundo, proclamen gratuitamente el don que hemos recibido sin excluir a nadie, sigue teniendo gran relevancia en nuestra sociedad actual. No tenemos que anunciar el evangelio para hacer “conquistas” como en épocas de colonización, sino con la convicción de que nuestra adhesión de fe a Jesucristo, vivo y resucitado, es una riqueza para dar, para comunicar, para anunciar.

LMC Mexico

Maricruz Torres Armenta

LMC San Francisco del Rincón

Octubre 2019

Nuevos Laicos Misioneros Combonianos

LMC México
LMC Mexico

El pasado 17 y 18 de agosto se llevó a cabo el retiro de información para que nuevas personas conocieran el carisma Comboniano como Laicos Misioneros. Tuvimos la participación de aproximadamente 30 personas, quienes venían de Tabasco, Michoacán, Jalisco y Guanajuato. Dimos inicio con una dinámica de integración y con un poco de animación, después pasamos a vivir nuestro primer taller impartido por el LMC José Dolores (Lolo) quien nos dió 7 tips para conseguir nuestra paz interior, después vivimos con gran alegría una hora santa en donde experimentamos fuertemente la presencia de Dios, para finalizar la primer etapa proseguimos con la cena y finalmente realizamos una fogata para convivir en comunidad y contar algunas experiencias de misión que han marcado nuestra vida y nuestro corazón como misioneros. Al día siguiente iniciamos una oración en comunidad para ofrecer a Dios nuestra familia y nuestra misión, después tuvimos un taller impartido por el LMC Juan José, quien nos habló sobre la Espiritualidad Comboniana, proseguimos con la celebración eucarística quien nos llenó de emoción y alegría, celebrada por el Pbro. Lalo quien actualmente trabaja en República Democrática del Congo, África, dentro de la homilía él nos contó un poco sobre su experiencia en este lugar y nos dejó muy emocionados con el mensaje que nos dio, después, tuvimos una pequeña presentación sobre el trabajo, formación, promoción, misión, etc. como Laicos Misioneros Combonianos a nivel mundial a cargo de la LMC Daniela Becerra quien también se encargó de darnos un pequeño tour por Kenya, África. Después los Laicos Lolo y Maricruz nos contaron un poco sobre su experiencia en este lugar y nos enseñaron sobre el idioma suajili, delante de esto, la LMC Verito Arenas (coordinadora de los LMC en San Fco. del Rincón.) nos compartió sobre el trabajo que se realiza a nivel local como LMC.

LMC Mexico

Posteriormente, el grupo se dividió en dos partes para escribir su carta compromiso, un grupo acompañado por LMC Beatriz (Formación Nacional) este grupo lo integraron los LMC que ya han cumplido con la formación básica de dos años, escribieron su petición a la coordinación de los LMC de México para poder trabajar permanentemente un año más al servicio de la comunidad; y el otro grupo, integrado por los nuevos invitados a ser LMC recibieron un testimonio misionero impartido por la LMC Adriana (Coordinadora Nacional) quien dio su experiencia de vida del tiempo que estuvo trabajando en Perú. Después de realizar su carta se volvieron a reunir los dos grupos para que los de nuevo ingreso pudieran ser testigos del compromiso que cada LMC hizo, la alegría y emoción que invadía en ese momento fue tanto que hasta algunos se conmovieron mucho por este acto. Después de abrazos y felicitaciones por los nuevos Laicos Misioneros Combonianos dimos por terminado nuestro retiro con una pequeña convivencia donde compartimos la alegría de lo experimentado en estos dos días.

LMC Mexico

Agradecemos a todas las personas que participaron en este grupo y el apoyo recibido por algunos bienhechores, seguimos orando por todos ustedes, por los nuevos Laicos y por las vocaciones para las misiones…

LMC México

«Yo muero, pero mi obra no morirá»

S. Daniel Comboni

“Dios me invita a descubrir mi vocación misionera”

Monica Mexico

Soy Mónica Cervantes Suarez, tengo 18 años, nací en la ciudad de Sahuayo Michoacán. Estoy por iniciar la universidad en la licenciatura de medicina integral. Quiero compartir con ustedes mi experiencia en este camino misionero. A partir de no ser admitida en la carrera que deseaba comencé a buscar algo que llenará ese hueco que sentía ya que era muy alejada de las cosas de Dios, aún cuando mis papás asisten a los movimientos familiares dentro de la Iglesia, yo mantenía mi distancia en todo eso.

Confieso que, si tenía la inquietud de misionar un tanto por la curiosidad de conocer culturas y tradiciones diferentes, más que nada por aventura, recorrer nuevos lugares, etc. Tuve la oportunidad de participar en un congreso nacional misionero de niños y adolescentes, cuyo lema era “CON JOSELITO EN EL CORAZÓN MISIONEROS DE VOCACIÓN”. Ni yo misma entendía lo que estaba haciendo en ese lugar, al principio me sentía rara, pero todo en mí cambio al tomar conciencia que debía descubrir mi misión en la vida.

Después de esta experiencia, tomé la decisión de contactarme con Beatriz LMC, que dio el tema de la Vocación Misionera y su testimonio de vida, en el Congreso; para solicitar participar del campo misión y dándome una respuesta positiva comencé con la formación para participar en el Campo Misión de Semana Santa, con mucho entusiasmo esperaba el día de partir, pero cuando llego el momento sentí miedo y a la vez alegría porque había llegado lo que por tantos años había esperado.

Llegamos a la parroquia de Metlatonoc, en la comunidad de Vicente Guerrero, que fue donde me toco estar esta semana. Pasamos diferentes retos para llegar al lugar, un viaje largo, subidas intensas donde tuvimos que bajar del carro y caminar hasta llegar a la comunidad. Ya estando en la comunidad tuve la oportunidad de descubrir que sientes más alegría al dar que recibir, además, el misionero también aprende de las personas de la comunidad, que nos acogieron con alegría y entusiasmo abiertos a trabajar en equipo, siempre estuvimos trabajando con las muchachas, formamos tres equipos para dividir los temas y las celebraciones litúrgicas ya que por falta de sacerdotes no tuvimos eucaristía pero si organizamos la celebración de la palabra, en donde fui elegida para dirigir la “Vigilia Pascual”; sentía una gran responsabilidad y el querer que todo salga bien me hacía tener nervios pero al terminar me llego la Paz y la alegría de a haber vivido tan bonita experiencia, sin duda el Señor supo seducirme y atraparme para que siguiera sirviendo. A mi regreso pude ver la vida de forma diferente buscando siempre el lado positivo de las cosas. Seguí participando en las actividades misioneras y las reuniones que me han ayudado a ir descubriendo mi vocación.

Acabo de vivir otro Congreso Nacional Juvenil Misionero en el mes de julio en Villahermosa, Tabasco. México. Cuyo lema me invita a salir de mi misma “JOVENES DE CRISTO A LAS PERIFERIAS DEL MUNDO”, ahí pude compartir experiencias con personas de mi edad, que al igual que yo tienen inquietudes por descubrir su camino a la vida de servicio a la vida de misión.

Ahora espero con ansias el retiro de información que se realizará en el seminario Comboniano de San Francisco del Rincón, Gto. México. Para iniciar el proceso de formación como Laica Misionera Comboniana, ya que me siento identificada con el carisma misionero de San Daniel Comboni.

Mónica Cervantes Suarez

XXV Aniversario LMC México 2017

LMC MexicoHoy, a 25 años del inicio de los LMC de México, nos reunimos en Sahuayo, Michoacán para llevar a cabo nuestra XIX Asamblea Nacional con mucha alegría, fe y entusiasmo que nos anima a seguir en esta vocación pues como dijo San Daniel Comboni “Esta obra no morirá”.

El día 30 de junio reflexionamos sobre la fidelidad a la vocación laical, y en ese camino, el llamado es una brújula que guía nuestros pasos y nos indica el camino correcto; mientras que la vocación es hacer aquello que se alinea con nuestra pasión y que de alguna u otra forma contribuye hacer al mundo mejor; ayudar, dar luz, generar bienestar, ser guía, armonía. Todos necesitamos encontrar nuestra vocación, pues nos lleva a disfrutar más la vida. El consejo en este sentido fue: «Si estás haciendo lo que te apasiona, síguelo haciendo y mejor». Seguir la vocación involucra conocernos y desarrollar nuestros talentos ¿para qué soy bueno? Sentirnos elegidos de Dios, somos personas especiales sobre las cuales puso su mirada.

LMC MexicoPosteriormente, el día primero de julio reflexionamos sobre lo que debe distinguir a un LMC, y coincidimos en que el LMC es fraterno, actúa con solidaridad y empatía para liberar y acompañar a los más pobres y abandonados. En cuanto a su personalidad es un hermano que da confianza, te hace sentir parte de su familia y comparte contigo penas y alegrías. Además debe ser amable, generoso, tener la libertad y alegría de servir. En esta vocación no todo es fácil, aunque no queremos estar allí, Dios lo quiere y él nos mantiene de pie en los momentos difíciles.

De igual forma, se comenzó a desarrollar un Plan de trabajo con base en la experiencia laical misionera del grupo, para poder avanzar en este plan se requiere observar, acercarse a la realidad, escuchar y aprender de lo sencillo para finalmente poder actuar con paciencia. El misionero no siempre puede resolver las cosas, debe iniciar procesos para que esto cambie. Así, de la experiencia de trabajo en comunidades indígenas en Guerrero, las áreas de trabajo identificadas son: educación, empleo, nutrición, promoción de la mujer e inclusión a discapacitados.

Asimismo, tuvimos la alegría de compartir este festejo con un grupo de simpatizantes quienes nos acompañaron y trabajaron durante estos dos días sobre su proyecto de vida y reflexionaron sobre su vocación laical y sobre si ésta puede ser al lado de los LMC. Además de escuchar testimonios misioneros, participaron activamente en los momentos de oración y celebración.

Finalmente, llegó el gran día, el día dos de julio tuvimos la oportunidad de escuchar los testimonios misioneros de LMC mexicanos pioneros en este caminar. Ha sido una bendición contar con la presencia de la Familia Cornejo Castillo, Olivia Ayala, Martha Navarro y Manuelita Valladares quienes con sus testimonios y entrega han dejado huella en este camino.

LMC MexicoLa celebración eucarística de acción de gracias fue presidida por el P. Enrique Sánchez, Provincial de los mccj, y sin duda alguna fue un momento muy emotivo para reiterar las GRACIAS a todos los que han escrito parte de esta historia y los que continuarán escribiéndola.

Agradecemos también el acompañamiento del Hermano Joel Cruz, mccj y el P. Gustavo Covarrubias mccj, actual Asesor de los Laicos Misioneros Combonianos en México y a todos quienes se unieron en oración y de corazón a este festejo.

La vida está hecha de momentos. Fue en julio de 1992 que se realizó un primer encuentro de formación LMC y fue en julio de 1996 que nuestros primeros LMC Silvia, Pablo, Oli y Ana Luz fueron destinados a Guatemala. Y en este mismo mes hemos dado gracias, especialmente por aquellos que han aceptado el llamado misionero de salir de misión ad gentes.

LMC Mexico

LMC Mexico

Aguilectores en Sahuayo 2017: viviendo los valores en familia con Humo Negro

AguilectoresEn días pasados se llevó a cabo el encuentro anual de Aguilectores, en una ambiente de alegría compartieron momentos de oración, juegos, dinámicas, alimentos y temas de interés actual, que los llevo a tomar conciencia desde pequeños de su realidad.

Se inauguró con un momento de animación entre cantos y bailes propios de la alegría de los niños, ayudándoles a integrarse en equipos de los colores misioneros para dar inicio al concurso de los dibujos, cuyo tema fue los valores en la familia, que se les pidió llevar, ello los motivó a unirse más para conseguir puntos y ser el equipo ganador, su premio sería publicarlos en nuestras revista.

En su análisis de la realidad, no pudo faltar el tema del internet y las redes sociales, así como los teléfonos móviles que han sido adictivos para la mayoría convirtiéndolos en esclavos, por lo que concordaron en seleccionar tres reglas para usarlos adecuadamente, reconociendo que son  útiles hoy en día para nuestra vida; son las siguientes: 1) hacer un horario para poder utilizarlos, 2) obedecer a la primera a nuestros papas/encargados, 3) utilizar el internet en compañía de un adulto.

Como tema principal de nuestro día fue el de “VIVIR LOS VALORES EN FAMILIA CON HUMO NEGRO” la maestra Rosita con sus hijos fueron explicando algunos de los valores que son de gran importancia para una sana convivencia familiar, como son: Pertenencia, fe, perdón, honestidad, curiosidad, respeto, flexibilidad, comunicación y generosidad. Donde todos los niños participaron muy amenamente dando aportaciones de su propia vivencia familiar, revelándonos lo importante que es para ellos el pertenecer a una familia natural.

Al medio día se celebró la Eucaristía para niños, al finalizar continuamos con una marcha por las calles aledañas al parque, entre el rezo del rosario se intercalaba cantos y porras. Concluyendo el evento con una comida fraterna entre los niños y colaboradores haciendo vida la alegría del evangelio.

Ante la prospera respuesta de los asistentes, se ha iniciado un nuevo proyecto de formación misionera infantil, todos los sábados de 09:00 am a 12:00 pm cuya sede es el Parque Mártires de Uganda.

¡Te esperamos!

Carlos Manuel Castillo Villanueva.