Laicos Misioneros Combonianos

Guatemala en tiempos del COVID

Chispuditos Guatemala

Laicos Misioneros Combonianos de Guatemala, nos ocupamos del anuncio del Reino de manera integral: estar, enseñar, evangelizar con doctrina y testimonio, compartir un poco de pan, un poco de refresco, dar un poco de ayuda mensual, tanto en Santa Cruz Chinautla como en el programa Chispuditos.  Nuestros recursos materiales son pocos, sin embargo, Dios nos ha permitido permanecer en sus obras, nuestro mayor recurso es el deseo del anuncio del amor de Dios.

Chispuditos Guatemala

El amor, el motor, el carisma de Comboni, la manera:

Tendremos que fatigarnos, sudar, morir; pero al pensar que se suda y se muere por amor de Jesucristo y la salvación de las almas más abandonadas de este mundo, encuentro el consuelo necesario para no desistir en esta gran empresa“.

 (San Daniel Comboni)

Estos tiempos de COVID, en que está prohibido “estar” con las personas, “fatigarnos y sudar”, de manera literal, no es posible.  Este ha sido un tiempo para la reflexión, para la reorganización de la misión, ha sido necesario esforzarnos para descubrir, con ayuda de Dios, cómo es posible anunciar a Jesús desde la “pasividad” de nuestra casa.  Al principio de la pandemia, incertidumbre, algo de optimismo también, creímos que iba a ser cuestión de un par de meses nada más, ya llevamos tres meses, y la crisis sanitaria que se vive actualmente en nuestro país está pasando los días más críticos.

Se ha hecho necesario buscar la manera de al menos llevar algo… por poco que sea…nos decía P. Roberto, párroco de Santa Cruz Chinautla.  Esto de pronto hace sentir como si fuéramos una especie de filántropos, y no misioneros anunciadores de Jesús.  Ha tocado estar en las redes sociales para conseguir fondos, y llevar sólo cosas, no presencia, no compartir tiempo, no “estar”. Pareciera estar realizando la misión al estilo de Comboni, a medias.

Dice el catecismo de la Iglesia: “Con la ayuda del Espíritu Santo, los cristianos deben distinguir entre el crecimiento del Reino de Dios y el progreso de la cultura y la promoción de la sociedad en las que están implicados.  Esta distinción no es una separación.  La vocación del hombre a la vida eterna no suprime sino refuerza su deber de poner en práctica la energía y los medios recibidos del Creador para servir en este mundo a la justicia y a la paz.” (CEC 2820)

Chispuditos Guatemala

Es decir, la Iglesia muestra que estamos en el camino correcto.  Y ofrezco junto a la acción misionera actual, la siguiente oración:  

Señor, más que lo material, haz que las personas reciban esperanza, y crean en tu amor y en tu presencia siempre, especialmente en los momentos más difíciles”.

…Santos y capaces. Lo uno sin lo otro vale poco para el que sigue la carrera apostólica. …El misionero y la misionera deben ir al cielo acompañados de las almas salvadas. Y aunque ante todo han de ser santos, o sea, completamente ajenos al pecado y a la ofensa a Dios, y humildes, eso no basta: necesitan tener caridad, que es la que los hace capaces”. (San Daniel Comboni)

Chispuditos Guatemala

Lily Portillo

LMC-PCA, Guatemala

Tercer Aniversario Programa Chispuditos

oracion

Tercer Aniversario Programa Chispuditos en La Aldea la Salvadora, Santa Catarina Pínula, Guatemala.

oracion

Doy infinitas gracias al amor de Dios, a Su Misericordia y a la Providencia, por estos tres años de servicio en el Programa Chispuditos.  (Chispuditos, es el nombre de un alimento que se da solamente a los niños inscritos en el programa, entre las edades de 6 meses a 6 años. El objetivo del alimento es aportar vitaminas y minerales necesarias para el desarrollo integral del niño, ayuda a fortalecer su sistema inmunológico, a evitar la anemia y la desnutrición.  En Guatemala, existen varios lugares en donde funciona este programa, es gratuito, auspiciado por benefactores extranjeros).

Desde el 10 de junio del 2017, cada primer sábado de mes, los LMC de Guatemala, llegamos a la aldea La Salvadora, para orar, compartir, dar un mensaje evangelizador, acompañar, pesar y medir a los niños y niñas inscritos y llevar su registro de crecimiento.  Es una vivencia maravillosa, regresamos con el corazón lleno de gozo y gratitud.  La última vez que hicimos la actividad del programa, fue el sábado 7 de marzo.  Días después llegó el COVID 19 a nuestro país, el primer caso apareció alrededor del 12 de marzo.  Como en todas partes del mundo, atropelló nuestra libertad de reunión y de locomoción, empezaron las limitaciones y eso impidió y sigue impidiendo hasta el día de hoy, las reuniones.  Por responsabilidad y conciencia, guardamos el distanciamiento social y tomamos las medidas de lavado de manos y del #QuédateEnCasa que se ha visto en el mundo entero.

Después de unos días de incertidumbre, empezamos a discernir acerca de cómo seguir adelante con la misión en el Programa Chispuditos.  Fue entonces cuando gracias a la Divina Providencia, hicimos campañas de solidaridad por medio de las redes sociales para conseguir aportes económicos y donaciones en especie. Así, hemos llevado tres veces algunos víveres para las familias, entre marzo, abril y mayo.  Estas entregas han sido hechas tomando ciertas medidas de seguridad: uso de mascarilla, distanciamiento social y para evitar la reunión, sólo vendría una persona a recoger la ayuda.  Fue hermoso ver la obediencia de todos, ni uno solo faltó a las indicaciones.   

No hay nada en el mundo que impida el anuncio del amor de Dios, la pandemia nos enseña que debemos continuar con la misión, de maneras diferentes, pero continuar, siempre adelante, con alegría y gozo, anunciar a Jesús Vivo.

Entonces, ¿Cómo celebramos el tercer aniversario del programa?

A partir de la pandemia, hicimos un grupo de WhatsApp con aquellas familias que cuentan con este medio, ellas se han comprometido a mantener informadas a quienes no lo tienen.  La celebración no fue con pastel ni reunión, la celebración ha sido virtual con muchos mensajes de cariño y ánimo, por medio de videos, audios, y tarjetas virtuales, que cada LMC en Guatemala hicimos, y también algunas personas del exterior como Sonia Lara, en nombre de los LMC de El Salvador, P. Máximo Huamán desde Perú y La familia Camey desde Brasil.

¡¡La fiesta tuvo tantos aportes virtuales que duró 10 días!! Desde el 1 hasta el 10 de junio.

Actualmente, hay 34, entre niños y niñas, inscritos en el programa.  6 perseveran desde el 2017, dos desde el 2018, dieciséis perseveran desde el 2019 y diez niños que apenas se inscribieron entre enero, febrero y marzo de este año.  Ruego a Dios por la madre de cada niño, para que finalice el programa hasta que su hijo o hija cumpla seis años.  El menor de los 34 Chispuditos tiene 8 meses y la mayor tiene 5 años y medio.   

Un abrazo a cada LMC en el mundo.  Mi solidaridad por aquellos que han sido contagiados con el virus, mis oraciones por su salud y la de su familia.

“Santos y capaces, haciendo causa común con los más pobres y necesitados”

(San Daniel Comboni)

Lily Portillo

LMC-PCA, Guatemala

Nuevo destino: Santa Cruz Chinautla, Guatemala

LMC Guatemala
Guatemala

En Guatemala, los LMC hemos iniciado este 2019, pidiendo a Dios luz para ver en donde quiere que sirvamos a partir de este año.  En Santa Caratina Pinula,  seguimos con el programa de nutrición infantil, Chispuditos.  Sin embargo, el día de experiencia misionera que hicimos cada mes durante tres años,  lo dejamos atrás y ahora, estamos listos para un nuevo destino…para llevar alegría…fe….esperanza…paz….consuelo…para hacernos solidarios con la injusticia y las carencias que sufren otros hermanos guatemaltecos.

Así, el Señor nos conduce hacia el municipio de Chinautla que pertenece al departamento de Guatemala, su cabecera es Santa Cruz.

Se encuentra en la parte norte del departamento de Guatemala se ubica a una distancia de sólo  12 kms  de la ciudad capital. Son famosos por las artesanías trabajadas en barro que producen con sus propias manos. Toda la población es indígena, pertenecen a la etnia Pocomam.

Desde 1985, sufren abusos políticos de corrupción, la alcaldía de la municipalidad se vio monopolizada por un solo alcalde, quien estuvo apoyando al partido del gobierno de turno, hasta que fue capturado por acusaciones de corrupción en 2015. A pesar de la captura, este personaje, logró que su sobrina fuera electa como alcaldesa para el período 2016-2020 y salió libre de prisión tan solo unos meses después de haber sido capturado, a pesar de la gravedad de las acusaciones en su contra.

Pobres y abandonados…….la alcaldía municipal de Chinautla no permite que llegue ningún camión a recoger la basura, desean desesperar a los pobladores para que desalojen y puedan explotar allí materiales para construcción.  Las personas del lugar tiran su basura en cualquier lugar, especialmente en un rio que pasa en medio del pueblo, porque no tienen a donde llevarla, ni quien se la lleve al basurero municipal. Viven pobreza y pobreza extrema, no tienen a donde ir… ni quieren irse… esas son sus tierras… todos son propietarios.

Es allí a donde Jesús ha llevado nuestros pasos…todo para su honra y su gloria.  Padre Roberto Gómez Palma, es el nombre del párroco de Chinautla, la población en su mayoría es católica, poco han hecho allí las sectas evangélicas.  Apenas hemos llegado dos veces, el 23 de febrero y el 16 de marzo 2019, se percibe a la población muy pacífica y confiada.  Envían a sus hijos a las actividades que hemos hecho, grandes y pequeños llegan solos, muy independientes y seguros.

Pedimos al Señor nos regale todo lo necesario para anunciar el Reino y compartir la alegría del Evangelio. Además nos ilumine para encontrar aquella necesidad en la que nosotros colaboremos desde nuestro ser Laicos Misioneros Combonianos. Nos ponemos en manos de la Providencia y confiamos en los Sagrados Corazones de Jesús y María, al estilo de San Daniel Comboni.

“Santos y Capaces, haciendo causa común con los más pobres y abandonados”.
(San Daniel Comboni)

Lily Portillo

LMC-PCA, Guatemala