Laicos Misioneros Combonianos

Visita a la APAC de Santa Luzia

LMC Brasil
LMC Brasil

Tengo la oportunidad de estar visitando una Asociación de Asistencia a los Condenados, APAC, em Santa Luzia, que básicamente es un centro de detención carcelario, pero no cualquier centro de detención. ¿Acaso tienen privilegios? No ¿Acaso tiene inversión de ricos y poderosos? No. Es un centro vaciado en la propuesta del Dr. Mario Ottoboni: Nadie es irrecuperable.  Eso es evangelio puro.

Ya, en la primera impresión da para percibir cosas muy diferentes: Uno de los detenidos es el portero de un centro de detención con 120 “criminales”, él tiene la llave de la entra principal y también de la entrada al centro de los regímenes cerrado y semiabierto.  Ahora, después de entrar parece que esos “criminales” tienen un rostro diferente, entre muchas cosas: paz, alegría, bondad, arrepentimiento, caridad, deseos profundos y sinceros de recuperación.

Aquí, nadie es criminal, todos son RECUPERANDOS, palabra tan precisa, acertada y necesaria como paso de inicio para querer ayudad a aquel que algún día se equivocó no vuelva más a los mismos lugares. Juan 8, 11 “Respondió ella: Nadie, Señor”.  Le dijo entonces Jesús: “Ni yo te condeno. Vete y no vuelvas a pecar”

Ciertamente hay un método, el método APAC, para trabajar seriamente en la reinserción do recuperando en la sociedad.

Por la gracia de Dios, junto con Alejo Ramirez LMC hace más de 20 años, ayudamos en un proyecto relámpago de interpretación de textos en español, para que algunos de los detenidos puedan hacer la prueba del ENEM, con la que pueden hacer alguna carrera universitaria desde la APAC.  Por el momento continúan los planes para trabajar durante todo el año 2020 con proyectos de mayor alcance humano y social.

Estar em medio de hombres que pudieron haber hecho cualquier clase de barbarie, pero que quieren cambiar de vida, algunos de ellos sin educación formal, buscando todos los días estudiar, trabajar, pintar y formarse en algunos oficios es muy valioso y más que valioso, es solo el poder del Espíritu Santo y la misericordia de Dios que nunca es merecida pero siempre incondicional, en un clima de normas muy estrictas junto con la familia del detento y la sociedad del lugar.

Agradezco a Dios por la oportunidad de poder abrazar y ver en los ojos de aquellos hombres, que al mismo tiempo están agradecidos, siempre la alegría que llegamos una vez más a visitarlos.  Si Dios cree en la humanidad, ¿quién que somos nosotros para no creer?

Alejandro, LMC

Un año de misión en Brasil

LMC Brasil

¡Hola a todos y todas!

Somos Alejandro y Ana Cris junto con nuestros cuatro hijos, Esteban, Isabel, Agustín y Lucia.

Hace un año que llegamos a Brasil como parte de nuestra vocación LMC. Actualmente estamos en el barrio Ype Amarelo, del municipio de Contagem del estado de Minas Gerais.

Aquí estamos viviendo en la casa de Formación y Misión de los LMC de Brasil.

Tenemos 9 años de ser LMC en Guatemala y formamos parte de Provincia de Centroamérica. Es una caminada que envuelve a muchas personas, como lo es con la comunidad de Guatemala antes de nuestra partida y ahora también durante este tiempo en este campo de misión, así también la comunidad de Brasil, el comité americano que siempre está al pendiente y por supuesto el comité central que constantemente ha contribuido en armonizar el proyecto para que vaya adelante.

Con alegría compartimos un poco de esta caminada.

Que todo sea para la Gloria de Dios y la Salvación de las Almas (San Daniel Comboni).

Alejandro y Ana Cris LMC

Encuentro de Espiritualidad y Metodología con empleados y recuperandos en el APAC más nueva del Estado de Maranhão

APAC Brasil
APAC Brasil

APAC significa Asociación de Protección y Asistencia a los Condenados. Este acrónimo da nombres a las unidades que adoptan un método basado en la valorización humana, vinculado a la evangelización, para ofrecer a los condenados condiciones para recuperarse.

Desde una perspectiva más amplia, también busca proteger a la sociedad, promover la justicia y ayudar a las víctimas.

La principal diferencia entre APAC y el sistema penitenciario común es que, en APAC, los presos (denominados recuperandos en este método) son corresponsables de su recuperación y reciben asistencia espiritual, médica, psicológica y legal de la comunidad. La seguridad y la disciplina se proporcionan con la colaboración de los propios recuperandos, con el apoyo del personal, los voluntarios y los directores de las entidades, sin la presencia de oficiales de policía ni agentes de prisiones.

La FBAC – Hermandad brasileña de asistencia a los condenados, celebró hoy, 24/11, un encuentro de espiritualidad y metodología con empleados y recuperandos en la APAC más nueva del estado de Maranhão.

La APAC de Bacabal, inició sus actividades el 11/07, con la llegada de sus nuevos recuperandos, contando también con el apoyo de los recuperandos y empleados de la APAC de Pedreiras – MA.
Con gran felicidad comenzamos este CRS, que todavía está en obras, pero pronto estará listo para aplicar con mucho éxito toda la metodología de la APAC.

Valoramos el encuentro como muy positivo, con una participación efectiva de los beneficiarios y empleados, lo que facilitará el trabajo a realizar en este APAC.

Agradecemos a Dios por nuestra 53ª unidad en Brasil y pedimos oraciones continuas por la consolidación de las APAC existentes y la aparición de nuevas APAC, permitiendo así a cada preso recuperando un forajido menos en las calles.

APAC Brasil

¡Estamos juntos!

Regimar compartió este breve texto sobre su partida a Ipê

LMC Brasil
LMC Brasil

«Es hora de irse, dejar la familia, los amigos, el trabajo, la comunidad, salir de nuestra zona de confort.
Es una mezcla de felicidad y anhelo. Un latido en el corazón por dos motivos, partir dejando una vida, pero en dirección a otra, viviendo la misión. No consigues hablar mucho, porque no puedes identificar tus sentimientos en este momento, es una mezcla de todos. Pero estamos seguros de lo que queremos y confiamos que todo irá bien con Dios”.
Regimar, LMC Brasil

La misión lleva a luchar por la vida.

LMC Brasil
LMC Brasil

¿Puede la vida de un ciudadano común prepararle para la misión?

– Sí, cuando es asumida, se dona y se comparte. Así es como lo entienden los Laicos Misioneros Combonianos – LMC, incluidos Regimar y Valmir de Balsas – MA.

La última lucha que Regimar emprendió fue la implementación de un CVV – Centro para la Valorización de la Vida, en Balsas.

Durante un Simposio Misionero celebrado en Bacabal – MA en octubre de 2018, Regimar escuchó hablar por primera vez sobre los CVV, un centro de prevención del suicidio con profesionales de diversas áreas de atención, como psicólogos, trabajadores sociales, médicos y abogados. Luego pensó: «Esto es exactamente lo que Balsas, mi ciudad, necesita, porque es uno de los más golpeados en Maranhão, por la plaga del suicidio». Por lo general, la primera llamada es por teléfono, porque este medio de comunicación permite el anonimato, a través del cual la persona frágil y vulnerable se siente más protegida. Es por eso que se necesita una red de voluntarios.

El mismo día, Regimar habló con sus compañeros de región que participaban en el encuentro que se mostraron interesados ​​en la iniciativa.

En los meses siguientes, enfrentó el gran desafío de encontrar personas disponibles, a causa de los diversos compromisos ya asumidos. Casi se dio por vencido. Solo encontró una gran fortaleza en la familia, porque Valmir, su esposo, siempre creyó en ese compromiso y le dio su apoyo.

Fue la situación de angustia frecuente debida a la gran cantidad de suicidios lo que la llevó a dar un paso más. En agosto de 2019, se acercó al teniente de alcalde y, después de una conversación con la concejal Fransuíla, programó una audiencia pública para los días 30/09 – 01/10, con la presencia de Régis, coordinador nacional de expansión de los CVV, para presentar el método de trabajo y desplegar una presencia en Balsas.

La fecha se fijó a partir de los compromisos de Regimar: «Como usted está al frente de este proyecto, no puede perderse la audiencia para la implementación», le dijeron las autoridades municipales.

Resulta que la semana siguiente, exactamente el 6/10, Regimar celebró su misa de envío misionero como LMC. Junto con Valmir, su esposo, fueron a Ipê Amarelo, un vecindario en las afueras de Contagem – MG, el 23 de octubre, para la preparación inmediata para el servicio misionero, para profundizar en los temas de espiritualidad, vida comunitaria e inserción.

La pareja se fue, dejando a su único hijo, Lucas, de 22 años. Graduado en sistemas de información, tiene buenas posibilidades de conseguir trabajo a corto plazo y, al salir con Maria, tiene planes de casarse.

Valmir y Regimar viajan en silencio, reconociendo a su hijo maduro, listo para enfrentar la vida.

A Lucas y María, a las dos familias de origen y a las comunidades con las que compartieron el viaje, manifiestan gratitud, agradeciendo su apoyo y confianza, y cuentan con sus oraciones.

¡Oremos también por esta pareja y por su entrega a la misión!

LMC Brasil

P Carlos (párroco de la pareja)