Laicos Misioneros Combonianos

VI Asamblea Internacional de Laicos Misioneros Combonianos en Roma

Asamblea LMC

Asamblea LMCDel 11 al 17 de diciembre se está celebrando en la Casa General de los  Misioneros Combonianos en Roma, la VI Asamblea Internacional de Laicos Misioneros Combonianos (LMC), un evento que tiene lugar cada seis años. En total, son 51 participantes. Además de los representantes de los LMC y de los combonianos que los acompañan en sus respectivos países, venidos de 20 países de África, Europa y América, participan también la hermana Ida Colombo, del consejo general de las Misioneras Combonianas y Maria Pia Dal Zovo, del consejo central de las Seculares Misioneras Combonianas.

La Asamblea se inició con las palabras de bienvenida pronunciadas por el Alberto de la Portilla, coordinador del Comité Central de los LMC, y el P. Pietro Ciuciulla, en nombre del Consejo General de los misioneros Combonianos.

La mañana del primer día, 11 de diciembre, se dedicó a la oración, la reflexión y el compartir, guiados por los Gonzalo Violero García y María Carmen Polanco Delgado, ambos LMC de España. Por la tarde, los participantes estuvieron reunidos por continentes.

Asamblea LMCEl segundo día cada continente presentó el informe de las actividades realizadas durante los últimos seis años y presentaron sus principales desafíos en relación al futuro. En la misma línea, se siguió la presentación del informe del Comité Central y el informe económico de 2012 a 2018.

Por la tarde, se inició la reflexión del primer tema de la Asamblea, que está relacionado con la organización de los LMC (composición, estructura, comunidades internacionales y economía).

Hoy y en los próximos días, se debatirán otros tres grandes temas: formación y espiritualidad, la misión de los laicos y los documentos fundamentales de los LMC. Se dará tiempo para hablar de un modo especial sobre las comunidades internacionales para compartir las experiencias de la vida de los LMC en los diversos contextos continentales e informar sobre la actual relación de los LMC con la Familia Comboniana.

En los momentos de oración y en la Eucaristía también están presentes todas y todos los LMC y, en especial, los que se encuentran trabajando en contextos difíciles como, por ejemplo, en la República Centroafricana.

Que la luz del Espíritu Santo sea el faro que ilumine a los participantes en esta Asamblea y a los LMC en general, para que sean capaces de dar continuidad a la obra y al carisma iniciados por San Daniel Comboni.

Asamblea LMC

XVIII Congreso de Cenáculos de Oración Misionera (CPM)

LMC Congo

LMC CongoEl primer domingo de noviembre se conoce como el día de la reunión del Congreso de los CPM. Este año, el congreso se celebró el domingo 4 de noviembre de 2018 en la 15ª calle industrial / Limete-Kinshasa en R.D.Congo sobre el tema: “CPM, comprometido con la cultura de justicia y paz”. Las desigualdades e injusticias sociales, las amenazas ecológicas, el imperialismo y la dominación económica de los más ricos, la guerra y la migración humana son flagelos que no pueden dejar a nadie indiferente.

En su presentación, el Padre Boniface enfatizó que “el trabajo de la educación para la cultura de paz es de suma importancia. Porque la educación, la clave para el desarrollo sostenible de una sociedad, es el arma más poderosa contra la pobreza. Ningún país puede erradicar la pobreza sin educación. Desarrollar una cultura de justicia y paz es un compromiso que todos en su nivel están llamados a abrazar para hacer de este mundo un lugar mejor. Pero también requiere sacrificios como Jesús nos dio el ejemplo (1 Pedro 2:21). Durante el mismo día, nació un nuevo Coro llamado Afriquespoir.

Comenzó alrededor de las 9:30, el congreso terminó alrededor de las 15:00 con una celebración eucarística y una comida fraterna.

LMC Congo

LMC Congo

Mensaje de la Asamblea Intercapitular MCCJ a los LMC

Intercapitular MCCJ

Mensaje de la Asamblea Intercapitular
de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús
a los Laicos Misioneros Combonianos

Démonos la mano unos a otros: uno es el deseo, uno el propósito, uno el compromiso de todos los que aman a Jesucristo, conquistar África.
(Comboni, Escritos 2182).

Intercapitular MCCJQueridos hermanos y hermanas Laicos Misioneros Combonianos,

Os saludamos con la paz de cristo.

Al final del trabajo de la Asamblea Intercapitular, deseamos saludaros con este mensaje, en primer lugar, para agradecerles el camino recorrido juntos en estos últimos años, animado por el mismo amor y por la misma pasión de San Daniel Comboni, y también desearle una buena preparación y un buen desempeño en su próxima Asamblea General que se celebrará aquí en Roma del 11 al 18 de diciembre de 2018.

Durante el trabajo de la Asamblea Intercapitular, que tenía el objetivo de evaluar el viaje realizado desde nuestro último Capítulo General de 2015 hasta hoy, hemos reflexionado y evaluado el n. 35 de las Actas del Capítulo que afirman que nosotros, MCCJ, ”  Reconocemos  el  camino  realizado  por  los  Laicos  Misioneros  Combonianos  (LMC)  y  queremos  seguir  acompañando aquellos procesos de formación, organización y autonomía que ayuden a consolidar su identidad como  familia  laical,  misionera  y  comboniana  al  servicio  de  la  misión”. Reafirmamos nuestro compromiso de caminar con ustedes y con todos los demás miembros de la Familia Comboniana, respetando nuestras particularidades y autonomía, para realizar nuestro ideal misionero común.

Somos conscientes de su deseo de caminar para crecer en unidad entre ustedes, mirando a Jesucristo y Comboni, para que puedan ser un movimiento consistente tanto a nivel local como internacional. Esta unidad será la mejor manera de prepararse para el servicio misionero entre los empobrecidos y abandonados en sus países y más allá de sus fronteras.

Renovamos nuestros mejores deseos para la preparación y el desarrollo de su VI Asamblea General y le aseguramos nuestra cercanía, amistad y oraciones.

La Asamblea Intercapitular MCCJ

Roma, 29 de septiembre de 2018.

Misa de envío Pedro Nacimiento

LMC Portugal

LMC PortugalDespués de un fin de semana grande, en la Comunidad de Ervedal (Alentejo), parroquia que vio crecer al LMC Pedro Nascimento y que ahora lo envía, nuestra LMC Rufina comparte con nosotros la emoción de este momento tan especial.

Hoy el Alentejo, más concretamente Ervedal ha estado en fiesta.
Ya se adivinaba que fuera así, sin embargo, superó y con mucho las expectativas, lo que tampoco es de extrañar, principalmente, cuando encuentras una Iglesia hermosa, exquisitamente decorada, curiosamente, anunciando ya el Año Misionero Extraordinario, y cuyo Pastor logra, seguramente como fruto del trabajo que a lo largo de los años viene desarrollando, congregar todas las parroquias que le están confiadas a participar de forma responsable y alegre en el envío del querido Pedro Nascimento a Etiopía.
El momento culminante fue, sin duda, la Eucaristía, presidida por el Señor Arzobispo D. Francisco Senra Coelho y concelebrada por otros sacerdotes invitados, en particular, el P. Francisco Medeiros, Misionero Comboniano de la diócesis de Viseu.

También contó con la presencia de dos Diáconos, familiares, amigos y varios miembros de los Laicos Misioneros Combonianos (LMC), que, al igual que Pedro, forman parte de las “Mil Vidas para la Misión”.
Siguió un momento de convivencia, prácticamente, con todos, habiendo sido servido un gran almuerzo a la buena manera alentejana y que nos gustó mucho.
Pedro, como LMC y alentejana, no puedo dejar de dar gracias a Dios por tu envío en este Año Misionero Extraordinario, con la certeza de que será un momento de crecimiento y de enriquecimiento y que te permitirá desarrollar junto al pueblo etíope, una misión desbordada de amor, imbuida de carisma comboniano, e iluminada por la sonrisa que el Señor amorosamente colocó en tu rostro y que endulzó esa alma alentejana que te caracteriza, en los momentos de dificultades.

Como dice el Papa Francisco “Misión es ir al encuentro del otro”.
Y, como se ha mencionado en la Nota Pastoral de la Conferencia Episcopal Portuguesa el Año Misionero y el Mes Misionero extraordinario “Todos, todo y la misión siempre”.
Por tanto, ve, amigo, ve.
¡Estamos juntos! ¡Buena Misión!
Besos
Rufina (14-10-2018)
LMC Portugal
Gracias Rufina. Gracias Pedro. Gracias por la entrega de ambos.

Celebrar el recuerdo del verdadero nacimiento de San Daniel Comboni

Comboni

DAR LA VIDA PARA QUE TODOS TENGAN VIDA

Solemnidad de San Daniel Comboni

10 de octubre de 2018

“Yo soy el Buen Pastor, conozco a mis ovejas y mis ovejas me conocen, así como el Padre me conoce y yo conozco al Padre; y ofrezco mi vida por las ovejas. Y tengo otras ovejas que no son de este redil; a éstas también debo conducir; oirán mi voz y se convertirán en un solo rebaño y un solo pastor”
(Jn 10,14-16)

ComboniQueridos hermanos,
Celebrar el recuerdo del verdadero nacimiento de San Daniel Comboni nos introduce en el gran misterio de la vida del Buen Pastor con el corazón traspasado que dio su vida para que todos tengan vida y vida en abundancia, especialmente los que aún no pertenecen a la mesa del cuerpo de Cristo, los más pobres y abandonados, para que se conviertan en un solo rebaño y un solo pastor.

Los Combonianos, fieles a esta tradición, al carisma y a la práctica pastoral de nuestro Fundador, estamos invitados a renovarnos cada día en este compromiso misionero para “ser testigos y profetas de relaciones fraternas, basadas en el perdón, la misericordia y la alegría del Evangelio” (AC ’15 n. 1).

La misión en la frontera exigía de Comboni la capacidad de permanecer firme en los momentos difíciles y la fidelidad al precio de la vida misma, porque tenía su mirada en el corazón traspasado del Crucificado, una visión de fe de los acontecimientos y el abrazo a la Nigrizia con un corazón marcado por el amor divino. Una santidad encarnada que sigue los caminos de la pobreza y de la marginación humana, acogiendo al otro, a los diferentes, a los pobres, en un abrazo de comunión y diálogo; una santidad que es la pasión divina que vive en un corazón humano.

Esto es lo que hemos intentado expresar en la reflexión y la oración en la Intercapitular que acabamos de concluir. Hemos estado constantemente atentos a la voz de las víctimas, de los marginados, de grandes multitudes de seres humanos cuyas vidas están amenazadas por un sistema sin corazón que produce la muerte anticipada y violenta de los más débiles.

Esta realidad sigue cuestionando proféticamente nuestra presencia y la calidad de nuestro servicio misionero como lo hizo Comboni en su tiempo. Para responder a estos desafíos, sin embargo, necesitamos acercarnos cada día al misterio del amor de Dios, revelado en Jesucristo, con el espíritu, la mirada y el corazón de Comboni, con un corazón abierto, desbordante de amor y misericordia del Traspasado y, como Él, dejarnos traspasar por tantas situaciones de pobreza y abandono.

Para San Daniel Comboni era evidente que la contemplación del misterio de Dios, crucificado por amor, tenía como finalidad conducir a sus misioneros a una forma de ser misión para testimoniar una vida vivida en “espíritu y verdad”, fruto de una oración jugosa y concluyente, de la práctica de la humildad y de la obediencia, como signos de una espiritualidad profundamente comboniana. Es decir, irradiar con nuestra vida el misterio del Dios Crucificado para acercar a Cristo, fuente de la Vida, a todos los que tienen hambre y sed de justicia.

Con estos sentimientos queremos celebrar esta solemnidad de San Daniel Comboni como Familia Comboniana. Entrar en este misterio del Buen Pastor del corazón traspasado y beber la savia que nos renueva, que nos hace mirar la realidad con los ojos de la fe, de la esperanza y de la caridad, que nos sana y humaniza, que nos hace ser una misión, un “cenáculo de apóstoles”, un don para los demás. “Hago causa común con cada uno de vosotros, y el día más feliz de mi existencia será aquel en que por vosotros pueda dar la vida” (S 3159).

Que San Daniel Comboni interceda ante el Padre por cada uno de nosotros, por toda la Familia Comboniana y por las misiones que se encuentran actualmente en situaciones difíciles: Eritrea, Sudán del Sur, República Democrática del Congo y República Centroafricana.

Feliz Fiesta a todos.
P. Tesfaye Tadesse Gebresilasie; P. Jeremías dos Santos Martins; P. Pietro Ciuciulla; P. Alcides Costa; Hno. Alberto Lamana.