Laicos Misioneros Combonianos

Haz que tu corazón sea misión – Fin de semana de espiritualidad comboniana 2019

Haz que tu corazón sea misión – Fin de semana de espiritualidad comboniana 2019

LMC Portugal

En junio, nuestra reunión no fue la habitual reunión de formación en Viseu, sino una reunión de familia Comboniana en Maia, el fin de semana de espiritualidad comboniana, que tiene lugar allí todos los años y está preparada y organizada por la Comisión de Familia Comboniana. Este año nos reunimos allí, los días 28, 29 y 30 de junio, con el tema «Haz que el corazón sea misión», tema del año para la Familia Comboniana.

¡Fue un encuentro muy hermoso! Primero, participó un grupo pequeño pero muy diverso, que enriqueció enormemente las perspectivas y compartió los temas tratados. Posteriormente, fue una reunión muy rica en temas de reflexión, pero también compartiendo como familia comboniana, reforzando entre todos los lazos de amistad y comunión.

Durante la mañana del sábado, después de la oración de la mañana, D. António Couto, Obispo de Lamego nos habló con el tema «El corazón en la Biblia». Hemos profundizado el sentido bíblico del corazón, su significado. Luego vimos lo que significa «ser misión» y D. António compartió algunas perspectivas sobre cómo ser misión y hacer el trabajo misionero en los días y las circunstancias de hoy, dando testimonios concretos de grupos y personas que están haciendo un trabajo misionero muy fructífero hoy.

Luego compartimos entre los participantes el tema formativo dado por el Obispo de Lamego, respondiendo algunas preguntas de reflexión dejadas por él.

Por la tarde fue la hermana Arlete, misionera comboniana, quien nos habló. Habló de la vida de San Daniel Comboni, su «pasión de corazón» por África, su «cordialidad», es decir, cómo su corazón se movió por todos y «mantuvo a todos en su corazón», su devoción al Corazón de Jesús.

Luego compartimos nuevamente en grupos lo que escuchamos, tratando de reflexionar juntos sobre la forma en que vivimos hoy y las circunstancias de esta misma pasión y entusiasmo de Comboni.

LMC Portugal

Al final del día, celebramos la misa y luego tuvimos una sardinada, donde pudimos hablar, socializar, fortalecer amistades. ¡Un momento muy hermoso y agradable!

El domingo, después de la oración de la mañana, nos reunimos todos para exponer y compartir lo que se había reflexionado en pequeños grupos el día anterior. A partir de ese momento hubo nuevas reflexiones, seguimos compartiendo y fue un momento para meditar juntos y enriquecernos mutuamente.

Terminamos con la eucaristía. Luego le entregamos al Señor todos los propósitos que pudimos hacer en esta reunión para nuestras vidas, así como entregamos el entusiasmo misionero en cada uno generado y fortalecido en este encuentro.

Fue un encuentro donde, al orar y compartir juntos, pudimos animarnos unos a otros como familia comboniana a ser misión, para entusiasmarnos con la proclamación y el testimonio, ¡para hacerlo «apresuradamente» con vigor y perseverancia, en cualquier circunstancia!

LMC Portugal

Filipe Oliveira

Deja un comentario