Laicos Misioneros Combonianos

Evaluación de los candidatos y convivencia con los familiares

Evaluación de los candidatos y convivencia con los familiares

LMC Portugal

Durante los días 12, 13 y 14 de julio de 2019, se celebró otro encuentro en Viseu (Portugal) de formación de los LMC.

A medida que otro año de formación llega a su fin, es necesario realizar una evaluación adecuada del camino individual tomado por los participantes, de manera que no se siguió ningún tema formativo en concreto.

El día 12, por la tarde, comenzaron a llegar los primeros candidatos. ¡Siempre es una gran alegría cada reencuentro! ¡Entre sonrisas y abrazos, cada uno se saluda y cuenta las últimas noticias! ¡Todos nos sentimos bienvenidos a esta casa misionera que nos recibe tan bien!

El sábado comenzamos el día, como de costumbre, con la celebración de la Eucaristía en la capilla grande, abierta a toda la comunidad local.

Después del desayuno, nos dirigimos a la sala superior, donde se expuso el Santísimo Sacramento. Así, ante el Señor, fue posible orar y reflexionar sobre el camino tomado en el último año de formación. ¡Muchas preguntas surgen y es necesario encontrar las respuestas, mis respuestas, para cada una de ellas! Analizando el pasado, aprovechando el presente para interrogarnos ante el Señor de la Misión, encontramos respuestas y tomamos decisiones para el futuro, ¡un futuro que queremos vivir con Él, donde sea y con quien Él quiera!

Renovados y fortalecidos por el Espíritu Santo, nos reunimos uno por uno con el Equipo Coordinador. Y así pasó el día, el gran día de la evaluación, que todos queríamos que fuera positiva.

LMC Portugal

Varios laicos misioneros combonianos con experiencia misionera, y algunos con sus hijos, nos acompañaron para la oración de la tarde. ¡Qué hermoso es ver la participación de los niños en esta oración! Sobre todo, oramos por todos los miembros LMC que se encuentran en tierras de Misión ad gentes. ¡Que a ninguno de ellos le falte protección y esperanza! ¡Qué fuerte es este deseo de estar unidos en oración! En Jesucristo, quien nos envía, y el Espíritu Santo que nos acompaña, ¡creemos que no hay nada que temer!

El domingo, después de la oración de la mañana y el desayuno, nuestros familiares comenzaron a venir y pasar este día con nosotros en un ambiente de fiesta y convivencia. Después de la bienvenida del Padre Francisco Medeiros, todos ellos se presentaron y la laica Vânia hizo una presentación de todo lo que hicieron los LMC durante todo el año, enfatizando las noticias que recibimos de la República Centroafricana, Augusta y Cristina, de Perú, Paula y Neuza; de Brasil, Liliana y su esposo Flávio; de Mozambique, Marisa y Etiopía, Pedro y Carolina. Frente a la emoción de los familiares de estos laicos, vimos fotos y videos que muestran bien lo que es ser misionero junto a los pobres y los desfavorecidos.

Inmediatamente después, tuvimos el testimonio de María Augusta, que acababa de llegar de la República Centroafricana. Con sencillez y simpatía, nos estuvo relatando los últimos acontecimientos, aventuras y desventuras.

Seguimos con la Eucaristía, un momento fuerte del día, compartiendo la Palabra y el Pan, así como la Fe y el Carisma Combonianos que nos unen a todos.

Después del almuerzo compartido, donde se llenaron las mesas y no faltó nada, siguió por la tarde la convivencia. Con juegos, chistes, canciones, anécdotas y otras cosas, nos lo pasamos genial a la portuguesa.

Muchas gracias a todos, especialmente a los formadores y al equipo coordinador, que nos acompañaron durante un año más.

LMC Portugal

Glória Rocha

Deja un comentario