Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés

Congo

Os dejamos aquí un email que nos llega desde Congo sobre la situación actual en el país.

Buenas noches Alberto,
No conseguí el documento que pedí y no pude devolverte la llamada porque aquí el fin de semana del 31 ha sido complicado para los católicos debido a la marcha de los laicos contra la situación política del país.
En nuestra parroquia, durante la misa de las 6 en punto en la que participé, los soldados entraron en la iglesia a las 7 a.m. justo en el momento de la homilía. Arrojaron gases lacrimógenos y se colocaron frente a las salidas de la iglesia y luego dispararon con munición real. Estuvimos atrapados en la iglesia durante 30 minutos. Entonces los sacerdotes se organizaron para ayudarnos a refugiarnos en la sacristía.
Luego, una hora después el sacerdote retomó la misa, terminamos alrededor de las 11 de la mañana y luego comenzamos nuestra marcha, a pesar de la situación.
En cada barrera que pasábamos, los policías nos intentaban intimidar con brutalidad para intentar que nos dispersásemos. Cuando se acercaban nos arrodillábamos o tirábamos al suelo y cantamos canciones a María. Ellos intentaban llevarse a parte de las personas y golpeaban al grupo. Después de 45 minutos de marcha, llegaron dos autobuses militares, comenzaron a disparar gas lacrimógeno y el aire se hizo insoportable. El shock fue terrible. El sacerdote permaneció de pie, sosteniendo el crucifijo en su mano. Ellos estaban fuertemente armados y no se inmutaron. Luego rezamos el Magnificat, cuando terminamos el sacerdote dio media vuelta y terminamos la marcha en la parroquia st Charle Lowanga a las 13h.
Hubo varios heridos y algunos muertos. Yo misma estoy herida en las piernas y, por tanto, en reposo médico desde el lunes.
Gracias por orar por nuestro país, tenemos esperanza en vosotros.

Congo

Les manifestants devant la police le 31/12/2017 à Kinshasa lors de la marche initiée par le Comité laïc de coordination (CLC). Radio Okapi/Ph. John Bompengo