Laicos Misioneros Combonianos

Este es nuestro campo misionero aquí en las afueras de Nova Contagem en la Parroquia de Santo Domingo

Visita pastoralLa parroquia de Santo Domingo y sus trece comunidades, recibieron la visita pastoral de monseñor Luiz Gonzaga Fechio (Obispo de Belo Horizonte), 7 y 8 de diciembre en el barrio de Nova Comtagem. Un momento especial de comunión y compartir.

El sábado, los misioneros Combonianos presentaron las actividades de la parroquia y visitaron las comunidades religiosas. Durante la misa vespertina, Dom Luiz Fechio impartió el sacramento de la Confirmación a los jóvenes de las comunidades.

Dom Luiz visitó el domingo, la casa comboniana que, a través del Ministerio de Prisiones ofrece apoyo a las familias de los presos y las personas con adicción. También se reunió con dirigentes del Consejo Pastoral de la Parroquia y los coordinadores de las comunidades.

Don Luis Fechio en su visita pastoral también tuvo la oportunidad de ver la casa de los Laicos Misioneros Combonianos aquí en Ipê Amarelo y saber cómo es la vida de los LMC. Para él y para nosotros fue bueno compartir las experiencias, alegrías y tristezas, más alegrías está claro. Don Luis estaba feliz de saber que en una periferia distante de todo, los LMC se hacen comunión con el pueblo.

Una misa a la que asistieron representantes de las trece comunidades marcó el final de la visita.

Visita pastoralPor Maria de Lourdes Vieira

Compartimos la alegría del grupo LMC de México.

Isabel, Alma Rosa y CarolinaEl pasado 21 de octubre ha iniciado la experiencia comunitaria de Ma. Isabel Buenrostro y Carolina Carrear, con algunos detalles inusuales, pues han tenido que iniciar en la experiencia de misión, ya que la comunidad misionera de Huexuapa, Guerrero, por situaciones familiares se ha quedado con un sólo elemento, y mientras alguien decide ir para hacer equipo con Alma Rosa Navarro, ellas estarán en la misión hasta el 31 de enero, para seguir su preparación en la ciudad de México.

Ellas haciendo equipo, apoyan en la pastoral catequética, litúrgica e indígena, así como en su labor profesional, ya que una es médica y la otra técnica en puericultura.

En el trabajo profesional Caro en la catequesis
Ayudándo a desarrollar habilidades Dirigiendo el momento de Adoración

Las encomendamos a sus oraciones.

Un abrazo.  ¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!!

Manuela LMC México

La casa de mi Padre (IMFH): LMC en Ghana

Os contamos para que conozcáis un poco más el proyecto “La casa de mi Padre” In my Father’s House (IMFH). Es una organización cuya visión, valores, metas y misión tiene su origen, raíces e inspiración en la intuición del carisma y la espiritualidad de S. Daniel Comboni (Limone, Italia, 1831-Jartum, Sudán 1881) fundador de los Misioneros Combonianos. El P. Joseph Rabbiosi, sacerdote Comboniano es el fundador del IMFH. El P. Joe, a quien llamamos P. Joseph,  estaba en la parroquia de Abor (Ghana).  Él vio la necesidad de ayudar a los más pobres y abandonados: huérfanos, enfermos, rechazados… Y para ello fundó el centro.  La fecha oficial de la inauguración de la casa fue en septiembre del 2000. IMFH interviene o incluso asume el cuidado de un niño/a, ya sea interno/a en su infraestructura o a distancia. Busca armonizar su intervención, acompañando al chico/a y asegurando la continuidad de la ayuda hasta que alcance su madurez y el objetivo deseado. A los niños/as se les oferta una formación integral. Se les ayuda a integrar y armonizar todas sus actividades y a aprender tanto en la escuela en un entorno académico formal, como tras las clases viviendo e interactuando con la comunidad, con una vida personal y social equilibrada.

En el proyecto se busca una madurez de los chicos/as que consiste en:

  1. De cara a ellos mismos: madurez y confianza en sí mismo, incluyendo estabilidad económica.
  2. De cara a la comunidad: Tendrán que jugar un papel significativo en la comunidad y en la sociedad. Deben ser testigos de los valores del Evangelio: Justicia y Amor. Así tanto al personal como a los chicos, se les ofrece un proceso personal de conversión y cambio para llegar a ser auténticos testigos de la verdad, la justicia y el amor.

El centro se hace cargo de los chicos/as desde que son aceptados en la casa. Van a la escuela, reciben atención sanitaria (en algunos casos más graves incluso han sido intervenidos quirúrgicamente). Reciben también formación moral y cristiana para crecer integralmente. Aquellos que continúan tras la escuela secundaria son enviados a escuelas profesionales para que se conviertan en profesionales con autonomía económica.

El centro no es un “programa de caridad”. IMFH no puede reemplazar a los padres, los ayuda. Por tanto los padres, familia extensa, la comunidad cristiana, el pueblo, las autoridades, las instituciones del país,… necesitan asumir cada uno sus responsabilidades y desempeñar sus funciones tan pronto como estén en condiciones de hacerlo. La financiación de IMFH viene sobre todo del exterior, por eso es tan necesario alcanzar una independencia económica y el reto a alcanzar es “Salvar África con los africanos” donde los africanos sean capaces de cuidar de los suyos y de ellos mismos.

Así es IMFH y esto es lo que esperamos de todos aquellos que se benefician del proyecto. Nuestras manos están abiertas a todos para que nos apoyéis. Me gustaría añadir que hay un campo de trabajo muy grande que abarca muchos otros proyectos como:

  1. Becas: IMFH beca a personas necesitadas para continuar sus estudios o formación.
  2. Programa de Caridad: implica cuotas regulares para ayudas a personas concretas.
  3. Escuela especializada para sordos.
  4. Atención sanitaria frente a determinadas enfermedades, …

Se necesitan LMC con conocimientos en diversos campos, especialmente en Salud, pediatría, educación, asistencia social, tecnología… En el centro se llevan a cabo algunos proyectos para ayudar a su sostenimiento económico: aves de corral, cerdos, huerto…  y además acuden también alumnos externos que generan ingresos

Nuestro objetivo principal como LMC aquí es alcanzar pronto la autonomía (lo cual es un reto muy serio) y atender a los miles de niños/as más abandonados que están a nuestro cuidado.

Justin Nougnui, Coordinador.

Noticias breves de nuestro grupo LMC en Ghana

IMFHEl pasado 23 de noviembre de 2013 tuvimos nuestro octavo encuentro en Abor (Ghana), en el centro “La casa de mi Padre” In my Father’s house  (IMFH), institución fundada por el sacerdote comboniano P. Joseph Rabbiosi.

Este centro es el espacio elegido por la provincia como centro para los LMC, donde en 2002 estuvo un LMC de EEUU. IMFH es una institución que se ocupa de los niños más vulnerables y abandonados. Ellos viven en el centro y allí se preparan tanto espiritual como intelectualmente para responsabilizarse de sí mismos.

Más tarde fuimos siete laicos los que nos unimos al proyecto gracias al P. Comboniano Juan de Dios. Todo comenzó cuando conocimos un grupo de jóvenes en IMFH. En el centro hay un grupo de jóvenes que han terminado secundaria y se están preparando para la educación superior. Como LMCs vimos que era nuestro deber preparar a esos jóvenes para el futuro. En nuestra programación decidimos que James Abotsi y Christian Wotormenyo condujeran las reuniones con esos jóvenes. Así que los iniciaron en el reto de elegir y los requisitos previos para hacer una mejor elección sobre qué hacer en el futuro. Ahora nosotros nos ocupamos de esos jóvenes y tienen un bloque especial dentro de su formación.

IMFH IMFH
IMFH IMFH

Cuando termina el encuentro con los jóvenes continuamos con nuestra reunión LMC en la sala de la 2º planta del edificio de administración del IMFH. En esa reunión intentamos acabar nuestra constitución o directorio, que presentaremos pronto.

Ahora tenemos un lema:

“LMC”: respuesta= “África o muerte”

“LMC”: respuesta= “Salvar África con los africanos”.

También intentamos que cada LMC esté bien preparado conociendo al fundador, su espiritualidad y su visión. Para ayudar a esto tenemos una pequeña biblioteca en nuestra sala que todos los LMC pueden visitar.

IMFH IMFH

Los LMC estamos implicados en la vida de la casa y en la toma de decisiones. Todo el personal laico en la gestión del proyecto son LMC, y uno de ellos es designado especialmente para representar a los LMC en la directiva de la IMFH.

Justin Nougnui, Coordinador.

Somos una gran familia

encuentro LMC diciembre 2013Durante los días 6 al 8 de diciembre los LMC de España nos reunimos en Madrid para celebrar nuestro encuentro anual de diciembre. Ha sido una alegría poder juntarnos casi todos. Y es que, sin duda, somos UNA GRAN FAMILIA. Sin más papeles que la Biblia y las ganas de dejarnos interpelar por lo que la Palabra de Dios nos suscita e interpela para nuestra vida, hemos disfrutado de unos días de encuentro, de poder compartir desde el corazón, de escuchar a los demás y de dejarnos interpelar. Gracias a todos-as por haberlo hecho posible, por las ilusiones y sueños compartidos y por las ganas de seguir caminando y de seguir apostando por la misión.

Isidro Jiménez. LMC

***********************************

Querida familia, Quería darle muchas gracias a Dios por los días que hemos podido celebrar y compartir juntos como familia LMC. Han sido unos días hermosos, llenos de ENCUENTROS Y REENCUENTROS fruto del Espíritu que sigue soñando con nosotros, del trabajo silencioso y del buen hacer. En estos días recordaba, con mucho cariño, aquella cita con la que nuestro acompañante comunitario en Arequipa recibió a nuestra comunidad: “Subió a la montaña, fue llamando a los que él quiso y se fueron con él. Nombró a doce [a quienes llamó apóstoles] para que convivieran con él y para enviarlos a predicar con poder para expulsar demonios. [Nombró, pues, a los Doce]. A Simón lo llamó Pedro; a Santiago de Zebedeo y a su hermano Juan, a quienes llamó Boanerges, que significa: Hijos del trueno; a Andrés y Felipe; a Bartolomé y Mateo; a Tomás, Santiago de Alfeo y Tadeo; a Simón el zelota y a Judas Iscariote, el que incluso le traicionó.” Mc 3, 13 – 19 ¿Cómo se le ocurrió a Jesús llamar para trabajar JUNTOS a un pescador, a un recaudador o a un celote? ¿No hubiera sido más fácil que todos hubieran sido del mismo gremio o de la misma “zona”? Y de nuevo, doy gracias a Dios, por que nos llama a todos y a cada uno por nuestro nombre y sueña con nosotros individualmente y también como comunidad, de ahí brota siempre algo nuevo, distinto y mejor. Un abrazo de adviento,

Carmen Martín. LMC

dsc04461

**************************************

Doy gracias por el “encuentro”, palabra que tanto se repitió en la dinámica de los globos y que se refería a nuestras expectativas de este tiempo juntos, no era la mía personal, que buscaba “apertura de corazón”, porque me sentía en este paso anterior para que sea posible el encuentro. Tenemos que dar gracias a Miquel que nos acompañó durante todo el viernes y sábado a reencontrarnos con nuestra fuente a través de la palabra de Dios, de una manera sencilla, despojándonos de lo anterior y dejándonos llevar por lo que así de primeras nos sugería y expresando cómo nos hacía sentir todo aquello. Tuvimos ocasiones para compartir expresarnos, conocernos, querernos, pedirnos lo que necesitábamos los unos de los otros, ser más comunidad, y ¡con qué gusto se ora y celebra luego! Tenemos que dar gracias a Tere, con la que pudimos hablar y nos contó de primera mano los sinvivires de República Centroafricana, también a Isabel y Gonzalo, este último tratando de recuperarse de su última desventura por Perú y ella tratando de sacar el trabajo de los dos, gracias a Xoancar también, aunque no hablamos con él. Gracias a Carmen, José y el pequeño Pablo, que se nos ha hecho mayorcito en Perú que nos hablaron desde el corazón, compartiendo con nosotros lo vivido en aquella tierra, a la que estarán eternamente unidos. Gracias a Carmen Aranda que se marcha en nuestro nombre a no sabe aún donde. Y a Palmira su compañera en este tiempo. Y a todos los LMC de otros países que Alberto siempre nos recuerda que son de los nuestros y nosotros los de ellos. Gracias a todos los que asististeis por no desistir, y a los que no fuisteis, que fuisteis pocos, mucho ánimo. Un abrazo, Fátima Verdejo. LMC

dsc04442