Tag Archive for Brasil

Visita del coordinador internacional LMC a Balsas

LMC BrasilEl pasado 8 de marzo de este año tuvimos la alegría de recibir al coordinador internacional de los LMC, Alberto de la Portilla en visita al Grupo de Espiritualidad Comboniana de Balsas-MA. Oportunidad que nos ha permitido profundizar en el conocimiento del trabajo realizado por los LMC a nivel mundial.
Fue un bonito compartir que contribuyó mucho al fortalecimiento de nuestro grupo.
Nuestra gratitud y que Dios bendiga a todos.
Paz y Bien
Ortegal
Grupo de Espiritualidad Comboniana de Balsas

Mi paso por el nordeste brasileño

LMC BrasilYa estoy en Açailândia (Maranhão). Aquí estoy con Xoancar, Liliana y Flávio.

Todo el día de hoy lo hemos dedicado al trabajo de “justiça nos trilhos”. Desde donde se apoya a las comunidades afectadas por las empresas mineras (sobre todo la Vale).

Sólo para dar una idea de las dimensiones: en la zona está ubicada la mina de hierro más grande del mundo a cielo abierto (con 500mt de profundidad). Sacan el metal en tren hasta el mar. Trenes de más de 300 vagones.

Ahora han doblado la línea férrea y pretenden tener trenes de hasta 600 vagones. Unos trenes que circulan día y noche. Una mina que podría durar más de 2 siglos pretenden agotarla en 60 años. Y para eso pasan por encima de todo y de todos.

LMC Brasil

Los trenes y camiones pasan por medio de las comunidades o las dividen. La contaminación es tan grande que las cosas y casas siempre tienen una capa de polvo de hierro encima, por más que limpies. Así que imaginar los pulmones, ojos y pieles de las personas. Muchos han tenido que dejar sus casas por enfermedades. Por no hablar de la contaminación acústica. El patio de sus casas da a la siderúrgica. Los desechos del hierro candentes se acumulan detrás de la casas y muchos niños suben a las montañas que forman y a veces se rompe la capa de arriba que ya se ha enfriado y se queman pues abajo el hierro sigue ardiendo, como lava.

LMC Brasil

Nos han contado la lucha de la comunidad por buscar un lugar donde reubicarse. Donde cada paso por este derecho a una vivienda digna se convierte en una lucha a ganar en la calle. Una comunidad organizada y concienciada gracias, entre otras cosas, al trabajo y apoyo de laicos y religiosos Combonianos que han dado formación, apoyo jurídico, estructuración… Acompañando paso a paso esta lucha.

Aquí los LMC como educadores populares visitan las comunidades (muchas son asentamientos de reforma agraria, gente que ocupa la tierras para poder cultivar y reivindicar el derecho a la tierra que le reconoce la Constitución), forman a los líderes, apoyan las reivindicaciones, hacen grupos de presión a nivel internacional (la Vale es una gran multinacional).

LMC BrasilPara conocer mejor este trabajo por la tarde hemos visitado dos comunidades a pie de la vía (ahora vías) del tren.

Ese tren de 300 vagones que pasa cada 30-40 minutos día y noche. Soltando polvo de hierro, tocando la bocina cada vez que pasa (día y noche). Que no permite a la gente ir libremente a las tierras que cultivan, o a los niños a la escuela, o salir de su poblado si hay una urgencia… Porque no quieren construir pasarelas en cada poblado y las comunidades deben pelear cada una de ellas. Peor está la cosa ahora que hicieron la segunda vía del tren y están doblando el número de trenes. Varias son las personas que han muerto al cruzar o han tenido accidentes graves.

LMC BrasilContinuando con mi visita en Maranhão, el otro día estuve de visita por lugares emblemáticos para nosotros como el Centro de Defensa de la Vida y los DDHH y la Casa Familia Rural.

El Centro de defensa continua con múltiples actividades para la comunidad y los jóvenes (teatro, danza, capoeira…), abierto a la comunidad y a sus luchas sociales pero sobre todo sigue con su principal actividad de lucha contra el trabajo esclavo. Una práctica que sigue adelante en pleno siglo XXI.

LMC Brasil

Después nos desplazamos a la CFR, con Xoancar y Dida. Siguen llegando los jóvenes a estudiar durante una semana (de mañana, tarde y noche) y la semana siguiente vuelven a sus comunidades para poner en práctica lo aprendido. Nos atendió el actual director, ex-alumno de la CFR y que tras pasar por la universidad está a cargo del programa.

Xoancar ahora trabaja en Justiça nos Trilhos (donde también están Flávio y Liliana). Está comenzando un nuevo proyecto de agricultura ecológica experimental, construcciones sostenibles y demás. En los terrenos que están junto a la CFR creará un centro de experimentación y buenas prácticas (tanto agrícolas como de construcción) que ayude a las comunidades campesinas de la zona. Un lugar donde la gente pueda aprender modelos más sostenibles.

LMC Brasil

Proyectos nacidos después de mucho trabajo y reflexión con la comunidad, asumidos por personal allá (la mayoría se han ido formando en la Universidad a partir de implicarse en ellos y gracias al apoyo de los proyectos). Siempre han buscado capacitar a las personas implicadas y dejar un trabajo de calidad en sus manos. Con ciertos problemas de financiación pero con mucha ilusión siguen adelante tras 18 años.

Aquí termina mi visita a los diferentes lugares donde estamos presentes en Brasil como LMC. Ha sido una experiencia maravillosa.

De aquí parto a participar en el Foro Social Mundial y el Foro Comboniano que se celebrará en Salvador de Bahía.

Un saludo

Alberto

 

 

Visita a Rondônia en la Amazonía Brasileña

LMC BrasilLlegada al pequeño aeropuerto de Jí-Paraná y tener una calurosa acogida de treinta y muchos grados.
A la salida José me estaba esperando para llevarme a su casa. Allá Rose y sus tres hijos me han acogido con mucho cariño en familia.
Rose trabaja en el Instituto Padre Ezequiel Ramín desde donde llevan numerosos proyectos que intentan mantener vivo el legado del Padre Ezequiel de justicia para todos.
Hemos tenido un rato para visitar el instituto conocer de sus actividades. Ahora andan de mudanzas pero pronto estarán al cien por cien.
LMC BrasilEn estos días he tenido la oportunidad de visitar una aldea indígena de los indios Arara. Rose trabajó por más de 12 años en la pastoral indígena. Conoce a todas las familias y a tenido a bien mostrarme algo de su realidad. Allá hemos pasado la mañana visitando las distintas familias de la aldea. Conversando y riendo con ellos.
En Brasil sus tierras son invadidas muchas veces, el acceso a educación y salud es complicado y las madereras intentan sacar todo lo posible. Cuentan que la entrada de la televisión también ha traído muchos cambios en poco tiempo.
Rose (LMC que lleva 14 años en la zona) me comenta que la Amazonia es una zona donde todos vienen a sacar algo ya sea de la tierra o de las personas.
José (su marido) trabaja en la pastoral de la tierra. También cuenta los muchos problemas con las ocupaciones (las que buscan el derecho de la tierra y la de algunos que hacen negocio de ellas), la violencia con los fazendeiros y otros tipos de violencia…
Realiza un trabajo en la línea del padre Ezequiel Ramín (comboniano asesinado hace 30 años). Me cuenta sobre los movimientos campesinos que intentan la reforma agraria, buscando tierras para el pequeño agricultor. La invasión y destrucción de la Amazonía por intereses económicos, los pistoleros que siguen matando y haciendo desaparecer a los líderes que incomodan…
Me va contando algunos de los casos que desde la pastoral de la tierra acompañan, documentan y ayudan (no a todos, pues no todos actúan de una manera adecuada). Un trabajo que no está bien visto por muchos y que muchas veces se hace difícil.
LMC BrasilNos hemos acercado a un campamento pero, como él sospechaba, ya estaba totalmente desalojado por la presión a la que le estaban sometiendo. Hemos evitado ir a otros que están en situación conflictiva. Os dejo algunas fotos de este campamento abandonado.
Muchas gracias a toda la familia que me han dejado ser parte de sus vidas por unos días.
No puedo dejar de agradecer al Señor por la vida de entrega y servicio a los que más lo necesitan que hacen nuestros LMC en Brasil.

LMC Brasil

Hoy será un día largo de viaje. Empezando a las 8 de la mañana en carretera hacia Porto Velho y continuando el viaje a las 2 de la mañana en avión hacia Imperatriz, via Brasília, después algo más de coche hasta Açailândia.
Un saludo Alberto

De paso por Ipê Amarelo

LMC BrasilA las 4 de la mañana ya voy camino del aeropuerto con Cristian, nos lleva su hermano y sobrino (siempre encontrando acogida y disponibilidad allá por donde paso).

Cristina se ha animado a acompañarme unos días a Ipê Amarelo (Belo Horizonte). Además de sus años en la zona de las amazonas entre los pueblos indígenas también estuvo de misión en esta comunidad y como formadora y coordinadora del grupo. Así que tengo la suerte de que me acompañe y me enseñe y con Lourdes podamos conversar estos días.

LMC BrasilNos ha venido a recoger al metro el P Joaquín (comboniano de la comunidad de Nova Contagem donde está Ípê Amarelo) con Lourdes y hemos comido con la comunidad comboniana.

LMC BrasilEn Ipê Amarelo tenemos una casa de formación y misión. Estaos implicados en la casa comboniana, punto de referencia de numerosos programas de atención social implicados en la comunidad, como atención psicológica, atención sanitaria con medicina alternativa, grupo de mujeres, programa para la infancia, actividades culturales, artesanía y reciclaje…

Además de esta parte más formal gran parte del trabajo de la comunidad es acompañar y visitar las familias de la comunidad. Ir casa por casa saludando a unos y otros.

He tenido la suerte de pasar estos días visitando con Cristina y Lourdes (a veces juntas y a veces separadas). Un tiempo precioso. Ver cómo la gente las aprecia, como saben de sus vidas, de su historia, de sus preocupaciones, como en la conversación salen las preocupaciones normales del día a día y ellas (siempre atentas) van tomando nota en su cabeza, aconsejan, ayudan y/o se llevan cosa para después en casa pensar y ver cómo se podría ayudar.

LMC BrasilHemos celebrado la misa con la comunidad, donde me han presentado y dado la bienvenida junto a Cristina. Después Lourdes nos ha organizado una comida con mucha de la gente cercana a los LMC donde entre otros han participado Tere y Alejo con sus hijas (ellos colaboran mucho con la formación de los LMC y tiene una vida de entrega muy bonita), Vanesa (que estuvo en Mozambique como LMC) con su marido y su niña pequeña, Adelia (LMC implicada en temas sociales como al APAC y otra atenciones) y así hasta una treintena de personas.

Hemos podido visitar a la madre y hermana de Marcelo (LMC que después me encontraré en Balsas). Me encanta este ser familia que rodea a los LMC.

LMC BrasilAl día siguiente hemos sacado tiempo para ir con Adelia (otra LMC de Petrolândia que está a una media hora) a visitar Ouro Preto. Pueblo colonial desde donde los portugueses explotaban las minas de oro con los esclavos negros traídos de África.

LMC BrasilDespués en Mariana hemos comido con Paulinha (asesora jurídica de la LMC). Nos cuenta la lucha que llevan adelante a partir de la rotura de la presa, responsabilidad de las mineras que siguen explotando la zona. Un desastre ecológico al que se suma el hecho de arrasar barrios humildes con pérdidas de vidas humanas por no haber previsto las cosas y por no avisar a la población. Por supuesto buscan lavarse las manos, no responsabilizarse y persiguen a quienes luchan por la gente acusándoles de mala prensa que aleja el turismo de la zona.

LMC BrasilAl día siguiente hemos ido a Itauna a visitar una APAC. ¿Os imagináis una cárcel donde los presos tienen las llaves de todo? La cárcel nos la enseñaron dos “recuperando” [así se llaman a los presos de manera general (porque todos están para recuperarse) y a todos se les llama por su nombre (portando una tarjeta con el mismo). Nos han enseñado tanto el régimen semi-abierto como el régimen cerrado. Solo para pasar de un lado a otro tuvo que estar un funcionario presente mientras los recuperandos abrían la puerta.

LMC Brasil

Un sistema de prisiones que cuesta un tercio que la normal, tiene un montón de voluntarios y una comunidad implicada. Tienen un índice de reincidencia del 28%, frente a un 85% del resto del país y un 70% a nivel mundial.

Comimos con los recuperandos de régimen cerrado (ensalada, puré de calabaza, arroz, alubias y lasaña de pollo). Por la tarde echamos un rato conversando con Valdeci [LMC que es el coordinador de las diferentes APAC (más de 60 en Brasil y abriéndose a otros países)].

LMC BrasilNo me extiendo más pero os dejo un link a nuestro blog donde publicamos recientemente una entrada con el premio que últimamente ha obtenido como emprendedor (ahí también podéis ver algo más sobre las APAC).

http://lmcomboni.org/blog/premio-de-emprendedor-social/

A la mañana siguiente madrugón y de nuevo al aeropuerto camino de Rondônia.

Un saludo Alberto

Un tiempo en Curitiba

LMC BrasilEl viaje a Curitiba en autobús se ha hecho un poco pesado, viajar de noche y con las rodillas hundidas en el asiento delantero no es del todo cómodo. Como dice Cristina es una de las desventajas de los que tenemos cierta altura.

Me recogieron Cristina (LMC Brasileña y miembro del Comité Central) y Alex (postulante comboniano) y me llevaron al postulantado donde estaría estos días.

Como Cristina estaba ocupada me fui con los combonianos a la lectura de una tesis sobre el decreto ad gentes y la experiencia con el pueblo Pokot de Uganda. Como veis hay de todo en este viaje misionero.

Después por la tarde pude ir a visitar a Guilherma (LMC Brasileña que trabajó mucho en Mozambique). Se encuentra algo delicada de salud. Esperemos que recupere las fuerzas pronto. Echamos una buena tarde juntos, conversando y merendando.

Por la noche asistimos a una formación sobre violencia englobada en la campaña por la fraternidad de este año en Brasil. Dentro de las formaciones que se realizan en la parroquia comboniana de Curitiba. Fueron 3 días de formación seguidos, por la noche, donde han participado 110 personas. Me pareció maravilloso ver esta expresión de Iglesia que se forma e intenta comprometer con las realidades en las que vive, dando una respuesta. No es fácil ver esto en otros lugares.

Como no todos son reuniones y encuentros. A la mañana siguiente me llevaron a visitar el jardín botánico de Curitiba. Tiempo para compartir con la comunidad del postulantado y visitar la ciudad.

Por la tarde me encontré con parte del grupo LMC de Curitiba. Me llevaron a conocer dos lugares donde se quieren comprometer como grupo. Estuvimos colaborando con los “catadores”. Son las personas que recogen todo la basura no orgánica, la organizan, seleccionan y venden para vivir. Encargándose así del reciclaje en la ciudad. Tienen una asociación que intentan legalizar para sí mejorar sus condiciones de vida y aquí colabora el grupo LMC local.

Después también visitamos una panadería comunitaria, organizada de manera colectiva, tanto el trabajo como el beneficio. Todo ello en un barrio de la periferia de las ciudad (bastante conflictivo por cierto). Este es otro lugar donde están colaborando y animando los LMC.

Por la noche me pude reunir con el grupo LMC de Curitiba, tuvimos un rato para compartir sobre nuestro LMC a nivel internacional, hablarles de lo que otros grupos y comunidades hacen y responder sus preguntas. Fue un bonito rato donde compartir la realidad de todos nuestros LMC alrededor del mundo. Esperemos que alguno se vaya animando también a salir a otras realidades como han venido haciendo el grupo de Brasil siempre.

Un saludo Alberto