Tag Archive for Brasil

Premio de emprendedor social

LMC BrasilValdeci Antonio Ferreira es fundador de los Laicos Misioneros Combonianos de Brasil, tiene 55 años de edad, de los cuales 34 han estado dedicados a los encarcelados.

Después de muchos años al frente de las APACs (Asistencia de Protección a los encarcelados), actualmente es presidente de la FBAC (Fraternidad Brasileña de Asistencia a los Encarcelados). En este fin de semana Valdeci fue premiado por la Folha del Estado de São Paulo con el premio emprendedor social por franquicia de prisión humanizada.

A él y a todos los colaboradores nuestras más sinceras felicitaciones.

Comboni sea siempre el gran intercesor en esta caminata de resurrección.

Lourdes LMC Brasil

 

Folha de São Paulo

LMC BrasilValdeci Ferreira, de Fbac, es premiado por franquicia de prisión humanizada.

Voluntario hace más de 30 años, Valdeci Ferreira, de Fbac, es premiado por franquicia de prisión humanizada.

Él lidera la Fbac, federación que congrega a las Apacs (Asociaciones de Protección y Asistencia a los condenados). Su misión es diseminar esta metodología innovadora de resocialización de prisioneros, que se propone recuperar al preso, proteger a la sociedad, socorrer a las víctimas y promover la justicia restaurativa.

Al recibir el premio, el emprendedor dijo que jamás imaginaría hace 34 años, cuando visitó por primera vez una prisión en Itaúna (MG), tener el honor de recibir el premio principal de la noche.
“La vida no me colocó alfombras para que yo las pisara, ella puso escalones y hoy es otro escalón que estamos subiendo”, dijo, emocionado. “Necesito compartir ese momento con todos los recuperandos que pasaron por Apac y los que continúan allá y son la razón de ser de nuestra obra y de la renuncia que hice en mi vida”.

Uno de ellos subió al escenario, incluso en silla de ruedas. “Aquí, delante de ustedes, está alguien que pasó por Apac. Soy un ex-recuperando y yo creí en ese hombre”, dijo Rinaldo Guimarães.
Valdeci siempre recuerda una frase de San Agustín. “La esperanza tiene dos hijas: la indignación y el coraje”. La indignación para no aceptar las cosas como están y el coraje para, como ese hombre aquí, cambiar y hacer la diferencia “, completó”.

Como reconocimiento de su trabajo, Ferreira fue elegido como Emprendedor Social del Año entre 160 inscritos en el mayor concurso del área en América Latina, realizado por Folha, en asociación con la Fundación Schwab.

Se estima que ya pasaron por las Apacs, unidades prisioneras humanizadas, sin armas ni guardias armados, más de 33 mil condenados por la justicia brasileña. El sistema alternativo hoy alberga 3.500 presos repartidos en 48 unidades por Brasil. El método también se está aplicando en 19 países.

LMC BrasilLa entidad desarrolló en 1972 una metodología de 12 elementos, como trabajo, valorización humana, asistencia jurídica, familia, mérito y el principio de recuperación ayudando a recuperarse.

Método que resulta en un 20% a 28% de reincidencia -contra 85% en el sistema penitenciario común- con un costo de un tercio del precio de las cárceles habituales.

Ferreira ha disputado la categoría principal con Bernardo Bonjean, 40, líder de Avante, fintech que ofrece crédito y servicios humanizados para micro emprendedores no atendidos por los bancos, y Ronaldo Lemos, 41, del ITS (Instituto de Tecnología y Sociedad), que desarrolló la aplicación ‘ Cambiamos ‘, herramienta de democracia directa para colecta de firmas digitales para proyectos de ley de autoría popular.

Piquiá

LMC BrasilFui a visitar una mina a cielo abierto, la mayor mina del mundo de extracción de hierro situada en la sierra de Carajás. Cuando llegué quedé impresionada por sus dimensiones, miré como técnico aquella explotación y pensé: hace tiempo habría dado todo para trabajar en un lugar como éste… Después contemplé la realidad de aquel espacio y sentí un dolor muy grande, me acordé de todos los que se ven afectados por los impactos que provoca a lo largo de cientos de kilómetros. No fue casual que tuviéramos que viajar una noche entera para visitar esta mina, es que entre la Sierra de Carajás y el Puerto de São Luís está Piquiá.

Y en Piquiá, misión donde nos encontramos, sentimos bien de cerca los impactos socio-ambientales causados por ella. El material extraído en este lugar es transportado en tren a Piquiá para ser trabajado en las varias siderúrgicas aquí instaladas y luego encaminado nuevamente en tren hacia el puerto de San Luis desde donde sale a diferentes destinos del mundo.

Piquiá es un barrio de la periferia de Acailândia, MA, y se divide en Piquiá de Cima, donde vivimos, y Piquiá de Baixo, donde las siderúrgicas están instaladas en los patios de las casas.

LMC BrasilLos habitantes de Piquiá de Baixo sufren diariamente con la contaminación proveniente de estas industrias. Con la llegada del verano la contaminación está aumentando y todos los días es posible ver nubes negras saliendo de las chimeneas sin ningún tipo de control de emisiones y sin ningún tipo de fiscalización por parte del gobierno. Es impresionante la cantidad de polvo de hierro que se encuentra en el aire, y el daño que provoca en nuestro bienestar y salud. En las visitas que hice a las familias de Piquiá de Baixo, no pude quedar indiferente a las historias de vida y sufrimiento vividas por esta comunidad debido a la contaminación y al impacto ambiental destructivo provocado en este lugar que era un pequeño paraíso.

A lo largo de los años las luchas han sido muchas, la población se ha unido para luchar por lo que son sus derechos, un ambiente sano y limpio para vivir y, poco a poco, han ido obteniendo sus conquistas en esta lucha contra gigantes por una vivienda digna. En este momento ya tienen un terreno y un proyecto para la construcción de un nuevo barrio, el Piquiá de la Conquista, distante del foco de la contaminación. Ahora el mayor obstáculo es la burocracia, pero la esperanza sigue viva…

¡Piquiá de abajo, reasentamiento ya!

LMC Brasil

Liliana y Flávio LMC Brasil

Oración por Brasil

Oracion BrasilEl grito de los excluidos, es un movimiento que sale a las calles el 7 de septiembre, día que se conmemora la independencia de Brasil.

Este grito es una manifestación del pueblo que denuncia como el gobierno no representa la voluntad popular, sino que, por el contrario, defiende los intereses de las élites.

Ya que no podíamos participar de esta manifestación simbólica y no pudiendo quedar indiferentes a esta causa, realizamos en la parroquia de Santa Luzia, una vigilia de oración por Brasil la noche del día 6. Fue un momento muy bonito y cargado de simbolismo, en el que unimos nuestros corazones a Cristo y recordamos el sufrimiento de los que son perseguidos y de todos los que ven negados sus derechos. Pedimos por un país más justo y una vida más digna. En este momento de encuentro con la comunidad y con Dios sentí mi corazón en alabanza, dando gracias por este pueblo:

… que se une en oración;

… que no baja los brazos ante las adversidades;

… que no sólo apunta el dedo, pero también se manifiesta ante los gobernantes corruptos;

… que no pierde la esperanza;

… que me enseña todos los días que parar es morir, que sufrir es vivir y que el amor es siempre posible.

Oracion BrasilFlávio y Liliana, LMC Brasil

Noticias de los LMC Liliana y Flávio – Fiesta de la cosecha en Piquiá, Brasil

LMC PiquiaEl pasado domingo 9 de junio se realizó la Fiesta de la Cosecha en la comunidad San José del asentamiento João do Vale de la parroquia Santa Luzía de Piquiá (Brasil), que contó con la presencia de más de 1000 personas de las diferentes parroquias de la ciudad de Acailândia y del Obispo de la diócesis de Emperatriz D. Vilson Basso.

El objetivo de esta gran fiesta, que ya llegó a su 10ª edición, es celebrar el don de la cosecha y reflexionar sobre la tierra como lugar de trabajo y medio de subsistencia de las familias, recordar sus luchas y reclamar la justicia en el derecho a la tierra y en el respeto de la creación.

LMC PiquiaEl tema de este año fue “Agricultura familiar en defensa de la vida” y el lema “Cultivar y guardar la creación” Gn 2: 15.
La fiesta se inició con la acogida en la cancha deportiva del asentamiento y con un desayuno especial preparado en base a los productos retirados de la tierra (mandioca, calabaza y diversas frutas) provenientes del compartir las diferentes comunidades que se hicieron presentes. Después, siguió la celebración de la eucaristía, donde el obispo D. Vilson Basso habló de la importancia de la agricultura familiar y del deber de luchar por la tierra y denunciar a aquellos que la quieren usurpar. Reforzó la importancia de no desistir por tratarse de una lucha justa y de la necesidad de que todos estén unidos. Recordó a los 10 trabajadores rurales asesinados en una hacienda en el Estado de Pará (https://www.cptnacional.org.br/index.php/publicacoes-2/destaque/3794-chacina-em-redenca-pa-deixa-pelo-menos -10-posseiros muertos) y de todos aquellos que son perseguidos y presionados para dejar sus tierras.

En el momento del ofertorio las diferentes comunidades presentaron algunos de sus productos agrícolas en el altar del Señor en señal de agradecimiento y con la esperanza de una relación más respetuosa entre la humanidad y la creación.

Después de un almuerzo compartido siguieron varias presentaciones culturales, desde teatro, danzas tradicionales y juegos, terminando con la entrega de una muda de Ipê a cada comunidad y el anuncio de la comunidad donde se celebrará la fiesta de la cosecha el próximo año.
LMC Piquia

Liliana Ferreira y Flávio Schmidt LMCs en Brasil

Visita del General de los Combonianos a Piquiá (Brasil)

LMC BrasilEl 31 de julio recibimos aquí en la misión de Piquiá, en Maranhão, la visita del general de los misioneros combonianos, P Tesfaye Tadesse, acompañado del provincial de Brasil, p. Dario Bossi. Se unió a nosotros para este momento la comunidad comboniana de Balsas, que también se encuentra en Maranhão.

Siento que fue un momento importante para el general “tocar con las manos” la realidad de esta misión, sobre todo del pueblo de Piquiá de Baixo, que busca el reasentamiento del barrio.

¡También fue un momento importante de convivencia y compartir como familia comboniana! Hemos tenido la oportunidad de compartir sobre nuestras actividades y perspectivas.

La visita concluyó con una misa solemne el día 02 de agosto por la noche, con gran participación de las comunidades, no sólo de la parroquia de Santa Lucía, sino también de San Juan Bautista, antigua parroquia comboniana. Después de la celebración, hubo un momento de convivencia entre todos.

Fue hermoso ver el cariño de las personas por la presencia e historia de los misioneros combonianos en esta misión.

¡Recemos siempre por las vocaciones, combonianas y de toda la iglesia!

LMC Brasil

Flávio Schmidt, LMC Brasil